CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Prueba de ADN muestra que secuestrador de Cleveland engendró la hija de Amanda Berry

Por CNN en Español

(CNN) — Las pruebas de ADN confirmaron este viernes que Ariel Castro, el sospechoso de violación y secuestro de tres mujeres en Cleveland, es el padre biológico de la hija de 6 años de Amanda Berry, una de las víctimas, según informó Dan Tierney, portavoz del fiscal general de Ohio.

Berry, su hija y otras dos mujeres fueron rescatadas el lunes después de estar cautivas en la casa de Castro durante casi una década, dijo la policía. Las otras víctimas fueron identificadas como Michelle Knight y Georgina DeJesus, desaparecidas en 2002 y 2004, respectivamente.

Berry identificó a Castro como el padre de la criatura.

Un juez ordenó una fianza de 8 millones para Castro, que enfrenta cargos por secuestro y violación. El fiscal del condado de Cuyahoga, Timothy McGinty, señaló que solicitará una condena contra Castro por “cada acto de violencia sexual, cada día de secuestro, cada intento de asesinato y cada acto de homicidio agravado”.

Los intentos de asesinato y homicidios agravados se refieren a aquellas instancias en las que Castro forzó abortos en sus víctimas tras embarazarlas, precisó McGinty.

Según un primer informe obtenido por CNN, Knight le dijo a los investigadores poco después de ser liberada que había estado embarazada por lo menos cinco veces durante el secuestro. Agregó que Castro la privó de alimentos y la golpeó repetidamente en el estómago para que abortara.

Las autoridades intentan determinar si el acusado cumple los requisitos para ser sentenciado a muerte.

Mientras tanto, surgen nuevos interrogantes sobre la forma en que se condujo la búsqueda de Knight, una desaparición que no logró la publicidad ni atención que sí recibieron las de Berry y DeJesus.

Según el periódico The Plain Dealer, la policía de Cleveland quitó el nombre de Knight de una base de datos de personas perdidas apenas 15 meses después de que se denunciara su desaparición.

El departamento policial de la ciudad ha recibido numerosas críticas por el manejo de este tipo de casos. Desde la administración, sin embargo, dijeron que han hecho todo lo posible para encontrar a las mujeres desaparecidas.

Berry y DeJesus ya se encuentran con sus familiares. Knight, por su parte, permanece hospitalizada en buenas condicionas.

Según un informe inicial, las mujeres les dijeron a los investigadores que al principio habían estado encadenadas en el subsuelo de la casa, pero que luego pasaron a habitaciones del segundo piso. Se les permitió salir de la casa en dos oportunidades por cortos períodos, precisa el documento.

En ocasiones, Castro las “pondría a prueba” fingiendo irse de la casa y castigándolas en el caso de que alguna de las mujeres se moviera, dijo una fuente oficial.

Por lo pronto, Castro se ha confesado culpable de algunas de las acusaciones, señaló a CNN otra fuente policial directamente involucrada en la investigación.

Las autoridades también han estado revisando un extenso documento en el que Castro justifica sus acciones por haber sufrido abusos de miembros de su familia.