CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

Comprobado: el protector solar reduce el envejecimiento de la piel

Por Juan Andrés Muñoz

Por Caleb Hellerman, CNN

(CNN) – Resulta que el protector solar, además de protegerte del cáncer y las quemaduras de sol, también nos ayuda a mantener la estética.

Un nuevo estudio revela que el uso de bloqueador solar previene el fotoenvegecimiento: arrugas, manchas y la pérdida de elasticidad facial causada por la exposición a la radiación ultravioleta del sol.

En el estudio se hizo seguimiento a 900 participantes durante cuatro años. A algunos se les pidió que utilizaran bloqueador solar a diario con indicaciones específicas, que incluían aplicarlo nuevamente después de estar expuestos por algunas horas, después de salir del agua o sudar intensamente.

A otros participantes no se les dieron indicaciones sobre el uso, pero se consideró anti-ético pedirles que no lo usaran.

Los cambios en la piel se midieron con base en una técnica llamada micro topografía, mediante la cual los investigadores hicieron impresiones de silicona de la parte posterior de la mano de cada uno de los participantes.

“Los patrones de la superficie de la piel reflejan la severidad de los daños del sol a la piel más profunda, especialmente a las fibras elásticas y colágeno”, explica doctora Adele Green, investigadora principal.

El daño fue medido en una escala del 1 al 6, donde 1 equivale a ningún daño y 6 a piel con daños severos. A cada participante se le asignó un número de esta escala al inicio y al final de la investigación; quienes usaron el bloqueador solar diariamente tenían un 24% menos signos de envejecimiento, según los investigadores.

“Ahora contamos con la prueba científica para sustentar la antigua suposición sobre el valor cosmético del bloqueador solar”, comenta Green. “El uso regular de bloqueador solar en adultos jóvenes y de mediana edad menores de 55 años tiene beneficios cosméticos y a su vez disminuye los riesgos de cáncer de piel”, agrega.

El sol daña con diferentes tipos de radiación, de acuerdo con el doctor Lawrence Gibson, profesor de dermatología en la Clínica Mayo. La radiación UV-B es la causa principal de la mayoría de los tipos de cáncer de piel y también de quemaduras de sol.

El fotoenvegecimiento es causado principalmente por radiación UV-A, la cual roba a la piel su habilidad natural de mantener su forma y a la vez es causante de pecas y las llamadas manchas hepáticas.

“Tu piel trata de protegerse y genera ese pigmento manchado”, explica Gibson. “Es la respuesta corporal al tratar de defenderse de este bombardeo”.

El nuevo reporte, publicado en Annals of Internal Medicine, es parte de un proyecto de investigación de más de dos décadas, dirigido por Green y sus colegas en el Instituto de Investigación Médica de Queensland. Las mediciones fueron tomadas entre los años 1992 y 1996 y los pacientes utilizaron tipos de bloqueador solar más antiguos.

En teoría, dice Gibson, los protectores solares actuales deberían ser más efectivos.

“Enn los 90 no teníamos protectores solares UV-A tan buenos”, cuenta. “Ahora contamos con protectores solares de amplio espectro que bloquean ambos tipos de rayos, UV-A y UV-B, aunque ninguno de ellos bloquea por completo los UV-A”, aclara.

Aunque los bloqueadores han mejorado, Gibson advierte que no hay nada mejor que evitar la exposición total y evitar el intenso sol al mediodía.

También señala que el fotoenvegecimiento no es parte del envejecimiento natural y que puede ser prevenido.

“Si observamos a un anciano de 90 años, sobre todo en alguna parte de su cuerpo que no haya sido expuesta al sol, no se ve el fotoenvegecimiento”, explica.

Cualquiera que pase tiempo al aire libre durante el día debe usar protector solar, incluso si el pigmento de su piel es oscuro o bronceado, advierte la clínica Mayo.

Los niños son especialmente susceptibles a los efectos del sol. Los bebés menores de 6 meses deben mantenerse alejados de la luz directa del sol debido a que su piel es muy delicada.