(CNN) - Un bebé de siete meses falleció en un hospital de Florida tras ingerir un gel de detergente, confirmaron las autoridades, aunque evitaron precisar si el producto fue la causa de muerte.

Hay una investigación en marcha sobre el deceso del niño el 9 de agosto, dijo Terri Durdaller, del Departamento de Niños y Familias de Florida.

El organismo ya había tenido “una historia anterior con esta familia”, aseguró Durdaller, pero evitó dar más precisiones. El periódico The Orlando Sentinel informó que la madre y el niño, identificado como Michael Williams, se encontraban en un hogar para mujeres maltratadas en el momento del incidente.

No hay registro previo de muertes de niños por ingerir estos paquetes de detergente para lavar la ropa, indicó la doctora Cynthia Lewis-Younger, directora médica del Centro de Información sobre Envenenamientos de Florida.

Lewis-Younger se negó a confirmar la causa de muerte del infante.

Sería el primer caso de este tipo si se confirma que el bebé murió envenenado por el gel de detergente. A nivel nacional, 5753 niños de cinco años o menos han estado enfermos este año por ingerir estos productos, informaron las autoridades.

Funcionarios de los Estados Unidos y el Reino Unido han mostrado su preocupación sobre los paquetes de detergente, argumentando que los niños podrían confundirlos por caramelos por su color.

“La muerte del pequeño Michael es una tragedia”, señaló Durdaller en un correo electrónico. “Nos recuerda a todos los padres los peligros de dejar productos de limpieza cerca de nuestros hijos. Desafortunadamente, perdemos en promedio 20 niños por envenenamiento accidental cada año en Florida”.

Durdaller dijo que el médico forense determinará la causa de muerte del niño.