Obama admite que 95% del aumento en ingresos fue al 1% de la población de EE.UU.

(CNNMoney) – El presidente de Estados Unidos Barack Obama ha sido claro sobre su lucha contra la desigualdad de ingresos en la población, pero admitió que a los ricos les ha ido mejor que a los pobres durante su periodo en la Casa Blanca.

En una entrevista emitida el domingo en ABC, el presentador George Stephanopoulos citó un reciente estudio de la Universidad de California en Berkeley que encontró que el 95% del aumento en los ingresos de 2009 a 2012 fue al 1% de la población económicamente activa del país.

El presidente estuvo de acuerdo con Stephanopoulos.

“La gente en la mitad y en lo bajo no han tenido un aumento de ingresos o de salario, no sólo en los últimos tres o cuatro años, sino en los últimos 15 años”, dijo el presidente.

De hecho, otros datos indican que el ingreso promedio de un hogar estadounidense cayó en más de 4.000 dólares desde 2000, tras el ajuste a la inflación.

Durante la entrevista, Obama dijo que su prioridad como presidente es estabilizar la economía y crear empleos. Dijo que el país ha hecho progreso durante 42 meses seguidos de crecimiento económico y con 7.5 millones nuevos empleos en el sector privado.

Su otro enfoque, dijo, ha sido cambiar la tendencia creciente de desigualdad en los ingresos.

El presidente citó sus esfuerzos para que los ricos paguen más impuestos, para que el sistema de salud sea más asequible y para dar paso a las reformas financieras para evitar futuros rescates financieros financiados por los contribuyentes.

No obstante, Stephanopoulos presionó al presidente, destacando de nuevo que la recuperación económica desde la crisis financiera ha favorecido abrumadoramente a los estadounidenses más adinerados.

“Usted mira eso, cuatro años y medio después, y dice ‘¿Quizá un presidente simplemente no puede detener la acelerada desigualdad?’”, preguntó.

Obama admitió que algo del tema tiene origen en los eventos que están más allá del control de Washington. Señaló que la globalización y la tecnología han robotizado “ocupaciones enteras” como cajeros de bancos y agentes de viajes.

Como presidente, dijo que su administración ha buscado políticas para combatir esas tendencias, como preparar a los niños para empleos más capacitados e invertir en investigación, nuevos puertos y una red eléctrica inteligente. No obstante, manifestó su frustración con la falta de apoyo de los republicanos en el Congreso.

“No hay ningún economista serio que sugiera que, si se sigue la agenda republicana de recortar la educación aún más, de recortar el programa Medicare aún más, de recortar la investigación y el desarrollo y de reducir las inversiones en infraestructura, que eso significaría revertir algunas de estas tendencias de la desigualdad", dijo Obama.