CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

La campaña de Obama contempló remplazar a Biden con Hillary Clinton, según reporte

Por CNNEspañol sjv

By Leigh Ann Caldwell, CNN

(CNN) — Los consejeros más cercanos a Barack Obama contemplaron en secreto reemplazar al Vicepresidente Joe Biden por Hillary Clinton en la campaña de 2012, de acuerdo con el New York Times.

Esta revelación es la bomba más notable del muy anticipado libro acerca de la campaña de 2012 de Mark Halperin y John Heilemann: «Double Down: Game Change 2012» (Doble abajo: cambio en las reglas del juego de 2012). El Times obtuvo una copia del libro próximo a salir e informó el jueves por la noche que los más altos consejeros del Presidente condujeron «extensas sesiones grupales y encuestas a finales de 2011» para evaluar si al quitar a Biden podrían ayudar a levantar las menguantes esperanzas de la elección de Obama.

De acuerdo con el corresponsal sobre política nacional del Times, Jonathan Martin, el libro proporciona un recuento pormenorizado sobre el esfuerzo de los altos funcionarios de la campaña y de la Casa Blanca, concretamente el anterior Secretario general de la Casa Blanca, Bill Daley, para medir el efecto que tendría en las encuestas remplazar al Vicepresidente por la anterior Secretario de Estado Clinton.

No obstante, el vocero de la Casa Blanca Jay Carney dijo el viernes que eso nunca fue una posibilidad remota.

«Las campañas prueban todo», dijo Carney a CNN. «Cuando se trata de este tema en particular, ¿las campañas prueban todo? Sí».

publicidad

«Sé por hecho que el presidente Obama nunca lo consideró», dijo Carney.

El potencial cambio fue un secreto muy bien guardado en la infraestructura de la campaña en Chicago y dentro de la Oficina Oval. Únicamente media docena de los consejeros más cercanos al Presidente —entre ellos Daley, el anterior jefe de campaña de Obama, Jim Messina, y los anteriores asesores principales de la Casa Blanca, David Axelrod y David Plouffe— sabían que se estaba considerando este cambio.

Plouffe negó que la Casa Blanca o que la campaña alguna vez contemplara el cambio.

«Nunca contemplé el cambio (de Biden por Clinton)», escribió Plouffe en un tweet.

«(El cambio nunca) fue considerado por la única persona a quien le interesaba. O por la mayoría de nosotros», agregó.

«De vuelta a la Noche de brujas».

«Double Down» afirma que Daley encabezó el esfuerzo por remplazar a Biden, a pesar de su «cercana relación personal», antes de decidir en última instancia en contra de la medida cuando su información mostró que agregar a Clinton en la ecuación no «mejoraría materialmente las probabilidades de Obama».

En una entrevista con Martin, Daley confirmó que la administración de hecho contempló remplazar a Biden con Clinton.

«Fui elocuente sobre investigar en muchas cosas, y ésta fue una de ellas», dijo Daley al periódico. «Tienen que recordar que, en ese momento, el Presidente se encontraba en una situación terrible, así que estábamos algo así como «Santo Cristo, ¿qué hacemos»?

Mientras Daley calificaba la investigación como «diligencia debida», Martin le dijo a Anderson Cooper de CNN que la campaña por la reelección realizó una inversión considerable para averiguar si el cambio otorgaría dividendos en los sondeos.

«Las campañas no gastan ese tipo de dinero en encuestas y grupos focales a menos que seriamente se planteen algo», dijo Martin en AC360.

No está claro, sin embargo, si Obama sabía que su equipo estaba examinando el cambio. Martin dijo a CNN que le preguntó a Daley si su entonces jefe sabía sobre el potencial cambio. Aunque Daley dijo que no cree que el Presidente «estaba consciente» el Secretario General admitió que es «probable» que Obama lo supiera.

Martin agregó que «Double Down» no responde definitivamente si la investigación política llegó al escritorio de Obama.

Cooper preguntó a Martin si seriamente pensó que Obama no sabía acerca de la investigación de sacar a Biden de la ecuación.

«Posiblemente», contestó Martin.