(CNN Español) - En una larga cadena de radio y televisión, el presidente de Venezuela anunció que su gobierno implementará mecanismos para regular todo el sistema de formación de precios en la economía.

Nicolás Maduro también anunció la creación del centro nacional de comercio exterior para coordinar la administración de divisas, así como las exportaciones y las importaciones.

Maduro reiteró su denuncia de un plan de desestabilización guiado supuestamente desde Miami y apoyado por Fedecámaras y varios medios de comunicación, con la idea de que colapse la economía.

El presidente dijo que le pedirá al sector privado que mantenga las plantas productoras abiertas en diciembre, cuando generalmente están de vacaciones colectivas, para que sigan abasteciendo el mercado.

Un nuevo Centro Nacional de Comercio controlará la administración de divisas en Venezuela, según un decreto que anunció Maduro.

“Para combatir el cadivismo de la burguesía parasitaria, para crear nuevos mecanismos en el campo del nuevo orden económico interno para la transición al socialismo, para defender al pueblo voy a sacar un decreto el día de mañana creando el Centro Nacional de Comercio exterior que pasará como institución superior a dirigir toda la política de administración de divisas de importaciones y de estímulos de las importaciones”, dijo Maduro.

Y mientras esto pasaba en el palacio de Miraflores, en el Tribunal Supremo de Justicia se declaraba con lugar el antejuicio de mérito contra la diputada a la Asamblea Nacional, María Aranguren, sospechosa de peculado doloso, asociación para delinquir y legitimación de capitales.

El caso se refiere a la creación de una empresa en el oriente del país, que no pagó impuestos y que estaba a nombre de Aranguren.

Dependiendo de la orientación política del suplente de Aranguren, esta decisión podría beneficiar al gobierno en la búsqueda de votos para los poderes especiales que persigue el presidente Nicolás Maduro.