CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Entretenimiento

Récord: subastan pintura de Francis Bacon por más de 142 millones de dólares

Por CNN en Español

Por Allie Malloy

(CNN) — Una pintura del artista Francis Bacon se vendió por 142.405.000 dólares el martes; así, rompió el récord como la pieza de arte más cara jamás subastada, según un comunicado de la casa de subastas.

«Tres Estudios de Lucian Freud» se vendió luego de seis minutos de propuestas en la sala y por teléfono en Christie´s, en la ciudad de Nueva York, según la vocera Elizabeth Van Bergen.

El cuadro, pintado en 1969, es conocido como una de las obras más icónicas de Bacon, ya que presenta a Lucian Freud en la cúspide de su relación con Bacon, según la declaración de la casa de subastas.

El tríptico, una pieza de arte compuesta de tres paneles, muestra a Freud sentado en una silla de madera en posiciones variadas, indicó la declaración.

La pintura fue parte de una subasta que rompió récords, la cual recaudó 691.583.000 dólares; esto representa el total más alto obtenido en una subasta en la historia del mercado del arte, según Christie´s.

publicidad

La venta de arte Post-Guerra y Contemoráneo rompió 10 records de subastas, ya que tres piezas se vendieron por más de 50 millones de dólares, 11 por más de 20 millones y 16 por más de 10 millones de dólares.

«Perro Globo» de Jeff Koons generó 58,4 millones de dólares, un récord para cualquier pieza de arte vendida en una subasta, hecha por un artista que aún vive.

El record previo para de una obra de arte vendida en una subasta fue «El Grito» de Edvard Much, pintada en 1895. Se vendió por más de 119 millones de dólares en 2012 en Sotheby´s Nueva York, según la declaración.

El record previo de Bacon por su trabajo era de más de 86 millones de dólares por otro tríptico pintado en 1976 y vendido en 2008 en Sotheby´s, en Nueva York, según la declaración.