(CNN Español) - El periodista mexicano Jorge Ramos, considerado por la revista Time como uno de los 25 hispanos más influyentes en Estados Unidos, cree que su función como comunicador es "cuestionar a los que tienen poder".

En  entrevista con Ismael Cala, Ramos se refirió al papel de la prensa hispana en EE.UU., a los gobernantes de Cuba y Venezuela y cómo encara las entrevista frente a los políticos.

Ramos, que ahora presenta un programa en inglés, considera que los periodistas hispanos en EE.UU. no sólo pueden sino deben tomar posición: "En EE.UU. los hispanos somos el 17% de la población y tenemos tres senadores; no tenemos la representación política que nos merecemos".

"Los medios de comunicación en español tenemos una doble función: por una parte reportar y entretener, pero por otra parte creo que nos toca cuestionar a aquellos que tienen el poder", dijo.

"No me puedo quitar el traje de inmigrante; nunca voy a dejar de ser ni de pensar como inmigrante (....) Por lo tanto, como periodista, nunca dejaré de serlo".

Ramos confiesa que alguna vez consideró en ingresar a la política, y, aunque no lo ha descartado, dijo que se ha dado cuenta "que como comunicadores y periodistas tenemos un poco más de poder que los congresistas".

Cuba y Venezuela

"No puedo entrevistar de la misma manera a un dictador —como Fidel Castro— o a un líder autoritario —como lo fue Hugo Chávez— que a las víctimas de esa dictadura", dijo.

"¿Cómo no puedes decir que Fidel Castro es un dictador?" —dijo— "Son más de 50 años de dictadura donde no hay partidos políticos, donde no hay libertad de expresión, donde han matado a disidentes por decir lo mismo que tú y yo estamos diciendo en este momento".

Ramos además aseguró Hugo Chávez y Nicolás Maduro son figuras autoritarias que "dicen que ganaron elecciones".

"Nicolás Maduro tiene un serio problema de legitimidad", agregó.