CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

¿Aviones híbridos para revolucionar el transporte en los entornos más duros?

Por CNN en Español

Por Jenny Soffel

(CNN) — El desarrollo comercial de los recursos naturales del Ártico ha sido prácticamente imposible hasta ahora, pero el transporte en esta inhóspita región podría ser revolucionado dentro de poco.

La empresa de aeronaves con sede en los Estados Unidos, Aeros, y la línea aérea islandesa Icelandair Cargo dicen haber firmado un acuerdo con la esperanza de establecer una nueva sociedad para proporcionar el servicio de transporte de carga aérea a través de la región ártica.

Juntos esperan repartir contenedores estándar de carga desde Islandia a regiones con poca infraestructura, como Siberia, Alaska, Groenlandia y el norte de Canadá.

«Es un proyecto que representa el futuro de la resolución de los problemas actuales», dijo el Director General de Aeros, Igor Pasternak, a CNN. «La distribución en el Círculo Ártico es en la actualidad ineficiente e ilógica».

El Director Administrativo de Icelandair Cargo, Gunnar Sigurfinnsson, dijo en un comunicado de prensa que cree que Aeros ayudará a transformar el transporte en el Ártico para siempre.

publicidad

«Nos complace comenzar una sociedad con Aeroscraft y explorar juntos las oportunidades de mercado que se expanden en Groenlandia, Islandia y los territorios septentrionales circundantes», declaró Sigurfinnsson.

El futuro de las aeronaves

Aeros está desarrollando una nueva aeronave para carga, el Aeroscraft -un dirigible híbrido que combina el vehículo más ligero que el aire (LTA por sus siglas en inglés) y los aviones tradicionales de alas fijas.

Al contrario de los diseños existentes de aeronaves, este vehículo puede controlar su propia flotabilidad y es por lo tanto capaz de un verdadero despegue y aterrizaje vertical sin la necesidad de cambiar los lastres exteriores. Esto elimina la necesidad de una pista, aeródromos y personal de tierra, lo que ayuda a hacer a un lado los costos de desarrollo de infraestructura.

La empresa, con sede en California, realizó vuelos de prueba con el Aeroscraft en septiembre y ahora construye prototipos de tamaño real.

El objetivo es que el primer vehículo vuele en 2016 y que la flota inicial de 24 vehículos esté en marcha y funcionando para 2020.

El dirigible de casco rígido mide 169 metros de longitud y tiene una capacidad de 66 toneladas (con planes para una versión de 250 toneladas), una velocidad de crucero de hasta 120 nudos y un rango de 3.100 millas náuticas.

Una de las mayores ventajas del Aeroscraft es que ofrece un ahorro significativo en combustible ya que funciona con diesel normal en lugar del caro combustible para aviación que puede ser difícil de conseguir en las regiones más inaccesibles.

El principal enfoque será logístico, trasladar carga, tropas y suministros para el auxilio en desastres a lugares remotos e inhóspitos. Pero la empresa dice que la tecnología puede tener otros usos en el futuro, como «hoteles flotantes» o «yates del aire para los millonarios».

Innovadores globales

Pasternak dice que espera que la relación con Icelandair Cargo beneficie a ambos socios.

«Es una línea aérea muy innovadora. Algún día serán nuestros socios; conocen la zona y seremos capaces de realizar entregas únicas», dijo el ingeniero nacido en Kazajstán.

«Puede ser de todo, desde la entrega de plataformas petroleras en Groenlandia hasta traer leche de Inglaterra a un puesto en el Ártico canadiense».

No sólo podrían Icelandair Cargo y Aeroscraft ser los innovadores en cómo funcionan los servicios de carga aérea, sino también la sociedad podría transformar potencialmente Islandia en un importante centro de negocios y aviación.

«Uno puede imaginar que si Islandia se convierte en el centro del sistema de distribución para el Ártico, se creará una nueva industria en Islandia, lo que significa nuevos puestos de trabajo y oportunidades de negocios», dijo Pasternak.

«Podría ser una industria de alta tecnología. El Aeroscraft tiene una huella verde y podría proporcionar un estilo de vida normal a aquellos que viven en zonas remotas. Podríamos estar creando un nuevo enfoque de lo que es el Ártico».