CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

¿Por qué el adolescente de EE.UU. disparó en la escuela?

Por CNN en Español

Centennial, Colorado (CNN) – La policía está ansiosa por saber por qué Karl Pierson abrió fuego con una escopeta en su escuela de Colorado el viernes. Los oficiales han preguntado ya a sus padres y buscarán su casa el sábado, pero la persona que mejor podría responder a la pregunta se quitó su vida la noche del viernes en un piso de la Arapahoe High School, en Centennial, un suburbio de Denver.

ADEMÁS…
Tiroteo en una escuela de Colorado

El cuerpo del joven estudiante de 18 años de edad permaneció allí como parte de la escena del crimen en el que hirió a un estudiante y que terminó disparándose a sí mismo, dijo el sheriff.

Las autoridades tienen un montón de pruebas para explicar lo que Pierson hizo y cómo lo hizo, dijo el alguacil del condado de Arapahoe Grayson Robinson.

Un montón de testigos le vieron y oyeron miemtras buscaba a un miembro del cuerpo docente y descargaba su arma.

Los pasillos de la escuela debían estar atestados de alumnos en ese momento, dijo. Es un milagro que los disparos de Pierson alcanzaran solamente a una chica, de 15 años. La herida se encontraba en estado crítico la noche del viernes en un hospital, donde fue operada.

Su sangre salpicó a otra chica, y la policía creyó inicialmente que también había recibido un disparo. Sin embargo, estaba ilesa, como el resto de los estudiantes, al menos físicamente, aunque algunos de ellos fueron atendidos por ataques de pánico.
“Estoy muy contento por ello”, dijo Robinson.
También se alegra de la rápida respuesta desde el momento en que el 911 recibió la llamada alertando del crímen: sólo cinco minutos después de la llamada, los agentes ya estaban sobre el cuerpo del adolescente muerto.

¿Quién fue Pierson?
La gran pregunta que sigue en la mente de Robinson es: “¿Por qué?”. Hay un equipo de investigadores trabajando para responderla.
“Esa es su responsabilidad clave – averiguar acerca de él, averiguar cuál era su origen”, dijo.

Robinson está convencido de que encontrarán las piezas del rompecabezas cuando ejecuten los registros el sábado en la cada de Pierson y en la de su padre.

Pierson era un “buen hombre”, según dijeron los a KUSA, la cadena afiliada a CNN. Era un triunfador, un atleta. Había trabajado en un proyecto de Eagle Scout, informó KUSA.

El estudiante Frank Woronoff dijo a CNN que conocía a Pierson desde que fueron estudiantes de primer año juntos.

“Es la última persona de la que me imaginaba que dispararía en una escuela de secundaria. Era una persona muy humilde y con los pies en la tierra. También era un poco geek, pero de una manera encantadora”, dijo.

Pierson también ganó concursos de discurso y debate, informó KUSA, y había mostrado orgulloso online sus trofeos.

Y ahí puede estar el origen del problema: cuando Pierson entró en la escuela, estaba buscando a su entrenador del equipo de debate, según informó KUSA, según el sheriff.

Pierson tenía al parecer un “enfrentamiento o un desacuerdo” con un miembro de la facultad, según dijo Robinson . El tiroteo podría haber sido un acto de venganza.

No se sabe si la niña herida fue una víctima planificada o casual.

Sandy Hook, Columbine
Fue la víspera del primer aniversario de la masacre de Escuela Primaria Sandy Hook cuando Pierson entró en Arapahoe High School, con 2.229 alumnos repartidos entre 70 aulas, blandiendo abiertamente su arma.

A sólo 10 kilómetros de distancia de la Columbine High School, en la que Eric Harris y Dylan Klebold mataron a 12 estudiantes y un profesor en abril de 1999, antes de suicidarse.

Pierson preguntó a otros estudiantes sobre el paradero del hombre que buscaba, dijo Robinson.

Un portero de la escuela lo había visto, según KMGH, afiliada de CNN.

“Simplemente parecía raro”, dijo Fabian Llerenas. “Entró y escuché dos estallidos. Ahí fue cuando lo supe. Me dije: ‘Están disparando en la escuela”.

Llerenas llamó al 911, y luego escoltó al miembro de la facultad al que Pierson buscaba fuera de la escuela.

Pierson había disparado al hombre, pero había fallado, según dijo Llerenas a KUSA.

“Estaba impactado, sintió el golpe del viento de la escopeta rozando su pelo pero la bala no le golpeó”.

“En mi opinión, esa fue la decisión táctica más importante que podría haber tomado”, dijo Robinson. El miembro de la facultad “dejó la escuela para tratar de alentar el tirador salierta también e la escuela”.

El cuerpo de Pierson fue encontrado más tarde en una clase, dijo Robinson a los periodistas. El estudiante parece haber actuado solo, dijo. Además de la escopeta, las autoridades encontraron dos bombas molotov dentro de la escuela, según Robinson.

Uno de los cócteles molotov ardía cuando los agentes entraron en la escuela, dijo.

Mayhem, bloquear
Mientras las autoridades buscaban al hombre armado dentro de la escuela, los estudiantes fueron encerrados en sus aulas.
Courtney Leytoldt dijo KMGH que vio a una niña, cubierta de sangre, corriendo por las escaleras y gritando : “Ayúdadme, ayúdadme, hay un asesino”.

Leytoldt dijo que estaba en la clase de yoga y que su maestra le dijos a todos los estudiantes que entrar en un armario para protegerse.

El estudiante de noveno grado Whitney Riley se disponía a coger su equipo de su casillero cuando comenzó el tiroteo.
“Nos estábamos divirtiendo y riendo y, de repente, escuchamos una explosión muy fuerte”, dijo la estudiante de 15 años de edad a CNN.

“Mi maestra preguntó qué era y luego escuchamos dos más y todos nos levantamos y nos gritó y corrimos a un cuarto sistema de riego”.

Dentro de la habitación sin ventanas eran cinco estudiantes y dos profesores. “Estábamos temblando, llorando, volviéndonos locos “, dijo Riley. “Yo tenía una niña mordiéndome el brazo”.

Pronto se oyeron los gritos y los walkie- talkies, y luego escucharon a la policía pedir a alguien que tira el arma: “Baje el arma , y mantenga los brazos en alto”, dijeron.

No se escuchó otro disparo, aunque quizás porque los protagonistas se habían ido más lejos. Al poco escucharon a la policía ordenándoles que salieran de los escondites.

Docenas de estudiantes caminaron lejos de la escuea, con sus manos en el aire. Algunos se puso en línea, dispuestos a ser cacheados por la policía.

Los estudiantes fueron llevados en autobús a una iglesia cercana donde se reunieron con sus familias, dijo Robinson. Tuvieron que dejar sus coches en el estacionamiento de la escuela y sus pertenencias en las aulas durante la noche.

El gobernador John Hickenlooper se refirió al tiroteo como una “secuencia demasiado-familiar, con disparos, padres corriendo hacia la escuela y horror indescriptible en lugar de educación”.

El sheriff considera que no es apropiado referirse al crímen como una repetición del tiroteo de Columbine, pero dejó entender que la respuesta a los tiroteos en las escuelas ha mejorado mucho desde entonces. Los protocolos de reacción y comunicación puestos en marcha están funcionando.