Por Josh Levs

(CNN) — Edward Snowden, el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) escribió una "carta abierta al pueblo de Brasil" en la que ofrece ayuda para investigar la vigilancia de EU a los ciudadanos brasileños.

La carta fue publicada en el sitio web Pastebin y en la página deFacebook de David Michael Miranda, pareja del periodista Glenn Greenwald, uno de los primeros en publicar la información filtrada por Snowden.

En el texto, Snowden señala que ha ofrecido a legisladores brasileños su ayuda para investigar "sospechas de crímenes contra ciudadanos brasileños".

"He expresado mi voluntad de ayudar en lo que sea apropiado y legal, pero, lamentablemente, el gobierno de Estados Unidos ha trabajado muy duro para limitar mi capacidad para hacerlo, ¡yendo tan lejos como para obligar a aterrizar el avión presidencial de Evo Morales para impedirme viajar a América Latina!”, dijo en la carta.

"Hasta que un país conceda asilo político permanente, el gobierno de Estados Unidos seguirá interfiriendo con mi capacidad de hablar", dijo Snowden.

Brasil ha debatido el escándalo de las denuncias de espionaje de Estados Unidos. En septiembre, los legisladores brasileños dijeron que planeaban enviar una Comisión a Rusia para hablar con Snowden, quien supuestamente había filtrado información sobre el espionaje de Estados Unidos contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

El ministro del Exterior brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, calificó la situación como "una inadmisible e inaceptable violación a la soberanía de Brasil". Además de la presidenta, empresas como la petrolera Petrobras fueron parte del espionaje, según Snowden.

A principios de noviembre, Brasil reconoció que también hizo espionaje. El periódico Folha de Sao Paulo reveló que el país había vigilado a diplomáticos extranjeros dentro de su territorio entre 2003 y 2004, incluidos funcionarios rusos, iraníes y estadounidenses.

En su carta, Snowden escribió: "Ahora, si cargas tu celular en Sao Paolo, la NSA puede y mantiene el registro de tu ubicación: lo hacen 5,000 millones de veces al día con personas de todo el mundo. Cuando alguien en Florianopolis visita un sitio web, la NSA lleva el registro de cuándo sucedió y lo que hiciste. Si una madre en Porto Alegre llama a su hijo para desearle buena suerte en su examen de la universidad, la NSA puede guardar esa llamada por cinco años o más. Incluso llevan el registro de quién tiene un amorío o quién ve pornografía, en caso de que necesiten dañar su reputación".

"Los senadores estadounidenses nos dicen que Brasil no debe preocuparse, porque esto no es vigilancia, es 'recolección de datos'. Dicen que lo hacen para mantenerte seguro. Están equivocados. Hay una gran diferencia entre programas legales, espionaje legítimo, uso de la ley legítimo —donde los individuos son objetivo por una sospecha individual y razonable— y estos programas de emboscada de vigilancia masiva que ponen a poblaciones enteras bajo un ojo que lo ve todo y guardan copias para siempre. Estos programas jamás fueron sobre terrorismo: son de espionaje económico, control social y manipulación diplomática. Son sobre poder", agregó.

Marilia Brocchetto colaboró en este reporte.