La tienda Macy's tiene un Santa negro, a petición especial

Por Lorenzo Ferrigno, CNN

(CNN) - Ocurrió dos noches antes de Navidad, y me dirigí a buscar a Santa en la emblemática tienda de Macy's en Herald Square, en Nueva York, la cual es famosa por estar en la Calle 34.

El blog Animal New York había informado que esta tienda tiene un Santa aparte "especial", quien es negro.

No está claro cuánto tiempo ha durado esta tradición, pero una mujer le dijo a WCBS, afiliada de CNN, que ha llevado a sus hijos a ver a este Santa especial durante 10 años.

Este año, sin embargo, hay un significado especial. La raza de Santa se convirtió en el punto central de un debate, generado por los comentarios de Megyn Kelly, presentadora de Fox News, respecto a que "Santa sólo es blanco".

Así que en CNN quisimos ver de primera mano a este Santa "especial".

Después de buscar ayuda de un empleado amable, subí las escaleras hacia el octavo piso y rápidamente encontré aglomeraciones de gente y elfos navideños en la entrada al Polo Norte.

No habían señales que indicaran que había una fila especial o que sugirieran que te podrías tomar una fotografía con un Santa afroamericano.

"¿Hay algún Santa especial?",   le pregunté a uno de los primeros elfos que vi.

"Sólo tenemos uno", respondió. "¿Crees que la fila sería así de larga si tuviéramos dos?"   Luego, el elfo siguió contagiando a los niños de la fila con la alegría de la Navidad.

Me preparé para la espera de aproximadamente dos horas.

Al principio de la fila, le pregunté a otro elfo si había un Santa "especial" que pudiera ver.

"Hay un Santa especial. Él es negro", dijo. Todos hacen la misma fila, así que tendría que preguntar por él al final, dijo.

El peligroso camino hacia el Polo Norte, lleno de padres exhaustos y niños gritando, formaba un zigzag por toda la tienda, por los pasillos reservados "Sólo para elfos" y hasta irrumpía en la sala de espera de recursos humanos de Macy’s".

La mayoría de los niños a mi alrededor estaban pacientes y emocionados. Escuché que le decían a sus padres que querían que Santa les trajera Jeeps de juguete y tabletas Kindle Fire.

Tal vez era el temor a estar en la lista de los niños traviesos, a menos de 48 horas de Navidad, lo que hizo que algunos de los niños se portaran sorprendentemente bien.

"¡No puedes ir a ver a Santa con las correas de tus zapatos desatadas!", le dijo una madre a su hijo. Se las amarró.

Después de una hora y media, los niños empezaron a inquietarse un poco. A veces, un padre se salía de la fila para comprarle Starbucks al grupo mientras el otro guardaba el lugar en la fila.

Una vez llegue al Polo Norte, hablé con otro elfo para estar seguro de no tener que ir a otro sitio para ver al Santa "especial". Ella me aseguró que todo lo que tenía que hacer era preguntar por él al final de la fila.

Por fin llegué e hice mi petición.

Casi todos los elfos que encontré parecían saber a qué me refería cuando hablaba del Santa "especial". Ellos me hicieron a un lado mientras un elfo fue a ver si estaba listo.

Mientras esperaba, 25 familias llegaron acompañadas por elfos, a tres áreas distintas para ver a los Santas. Supuestamente, los Santas estaban escondidos en áreas separadas para que los niños no vieran más de uno.

Durante mi espera, me hice amigo de un elfo que increíblemente, estaba incluso más animado y dispuesto a ayudarme que todos los demás que encontré en el camino. A los niños los cautivó la alegría de los elfos.

Mi nuevo amigo elfo me dijo que mi Santa necesitaba un "cambio de vestuario". Después de más o menos 10 minutos, estaba listo para recibirme.

Entré a una habitación en la parte de atrás, un cuarto camino que ninguna de las otras 25 familias había tomado.

En la tranquila habitación había un Santa negro, tan jovial como podrías imaginarte. Me preguntó qué quería para Navidad e incluso me instó a que pidiera más...

Nos deseamos una feliz navidad, y me acompañaron hasta la salida.

Antes de marcharme, me encontré con el primer elfo que había visto. Le pregunté por que no había ninguna señal, o anuncio sobre este Santa "especial". "No tengo idea, es cosa de Macy’s", dijo el elfo negro.

Le pregunté si pensaba que Macy's debería promocionar al Santa "especial". "No tengo idea", dijo el elfo. "Yo sólo vengo, me la paso bien, y enseño mis cosas brillantes".

Cuando fue contactada para hacer comentarios, la vicepresidenta de relaciones con los medios de Macy’s, Elina Kazan, dijo: "En Macy’s hemos mantenido la tradición y creemos en nuestros corazones que solo hay un Santa Claus, y que Santa lo es todo para todas las personas que creen en su espíritu y bondad de Santa".

"Creo que es algo ridículo", dijo Harold Buisson, cliente de Macy's, de Brooklyn, Nueva York. "En mi opinión, esto sólo agrega más divisiones porque si los pones todos juntos en el mismo lugar, entonces solo sería una opción de la persona que se acerca, y no una forma de segregación, que es lo que parece".

Pero otros expresaron su agradecimiento a Macy's

"Podría haber ido a cualquier lugar, pero vine justo aquí a Macy's porque sabía que tenían un Santa afroamericano," dijo Elizabeth Kittles, quien trajo a su hijo a ver al Santa Negro, indicó WCBS.

Julie Cannold de CNN contribuyó a este reportaje.