CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Madre de Arizona es acusada de envenenar a sus hijos en Navidad

Por CNNEspañol sjv

Por Chuck Johnston y Dana Ford, CNN

(CNN) — Una niña de trece años ha muerto y su madre está en prisión, acusada de apuñalar a su exesposo e intentar asesinar a sus hijos por envenenamiento.

La policía de Casa Grande, Arizona, atendió una llamada al 911 el día de Navidad. Un hombre indicó que su exesposa, Connie Villa, de 35 años de edad, lo había apuñalado, pero él había logrado escapar y se estaba conduciendo al hospital, dijo la policía en una declaración.

Cuando los oficiales llegaron a la casa, encontraron a Villa con cortes y heridas, con un cuchillo sobre su pecho. Lograron controlarla e hicieron una búsqueda en la casa. La policía encontró el cuerpo de Aniarael Macias, la hija de Villa, en el baño.

«Aunque la autopsia del cuerpo de Aniarael se llevó a cabo ayer en el condado de Pima, los resultados no identificaron la causa de su muerte. Los investigadores creen que la evidencia encontrada en la escena del crimen, junto a las entrevistas y a la información médica de los niños sobrevivientes, le dan a nuestro departamento razones para pensar que Connie Villa intentaba acabar con la vida de sus hijos y con la de su exesposo, Adam Villa», leía la declaración.

Connie Villa enfrenta un cargo por asesinato en primer grado por la muerte de su hija. También está siendo acusada por cuatro cargos de intentos de asesinato, el de su exesposo y sus tres hijos sobrevivientes, de 3, 5 y 8 años.

La policía dice que ella forzó a sus hijos a tomar estupefacientes de venta con receta. Los tres niños tenían restos de narcóticos en sus cuerpos.

Todos están en buenas condiciones y fueron reubicados con la familia de su padre, Adam Villa, de 33 años. Él está en condición estable.

El domingo, Connie Villa salió del Centro Médico Maricopa, donde fue tratada por lo que los expertos creen fueron heridas autoinfligidas. Fue arrestada ese mismo día.

Según Thomas Anderson, un vocero de la policía, la mujer ha hecho una comparecencia inicial en el tribunal. No se le dio ninguna fianza.

El padre de Aniarael hizo una declaración en la que pedía privacidad y oraciones.

«En nombre de Michael Macias, el padre de Ania; Vera Macias, la abuela de Ania, y toda la familia, pedimos que el enfoque de esta tragedia esté en conmemorar la vida de nuestra preciosa Ania. Ella era un espíritu hermoso, amable y gentil, que nos fue arrebatado demasiado pronto. Michael y su familia están desconsolados», decía.

«Escribimos esta declaración esperando que la prensa y los demás medios permitan a Michael y a nuestra familia llorar la muerte de Ania en paz. Les agradecemos a todos por el apoyo que le han brindado a nuestra familia. Agradecemos sus oraciones y pensamientos positivos. Rezamos para que se haga justicia».