Por María Alejandra Requena, CNN Español

(CNN Español) - Conocí a Mónica cuando comenzó a trabajar como actriz en RCTV y me impresionó como esta chica sencilla de ojos dulces era una Miss Venezuela sin poses.

Mónica siempre te saludaba con una sonrisa y un abrazo. A veces parecía tímida, pero cuando conversabas con ella te dabas cuenta de lo bella que era por dentro y por fuera.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Fui testigo, como tantos venezolanos, de su crecimiento profesional. Cuando protagonizó "Mi prima Ciela" se ganó aún más el cariño de todo el país, para luego conquistar al público de Latinoamérica y Estados Unidos con "Flor Salvaje" y "Pasión Prohibida".

Recuerdo que cuando la vi en la pantalla internacional me emocioné muchísimo, no sólo porque fue mi compañera de trabajo y amiga sino porque era una venezolana triunfando en el exterior y poniendo el nombre de su país en alto a punta de talento y trabajo.

Mónica era una madre a quien le brillaban los ojos cuando hablaba de Maya, una chiquitica a quien le quitaron a su papá y mamá demasiado pronto. Sé que desde el cielo los dos la cuidarán, pero eso no evita sentir una gran tristeza.

Mónica, así como tantos venezolanos amaba a su país, pero esta vez, lamentablemente ese amor no fue suficiente escudo para proteger su vida.

Mónica, te vamos a extrañar y mucho.