(CNN Español) - El padre de Mónica Spear habló de los difíciles momentos que vive su familia y pidió a todos los venezolanos abandonar las armas.

"Mónica representa un ícono para el país", dijo Rafael Spear al recordar a su hija en entrevista con Patricia Janiot. "Mónica es el pueblo".

Spear, quien vive en Orlando, Florida, reconoció que es muy difícil la situación, "sin embargo, tenemos que darlo todo para que el pueblo despida a Mónica y nosotros estamos con ellos".

El gobierno venezolano facilitó las gestiones para que la familia Spear pudiera viajar directamente de Orlando a Caracas.

Spear dijo que el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela (Cicpc) lo ha mantenido al tanto de las investigaciones alrededor del homicidio de su hija.

La salud de Maya

Maya, la hija de 5 años de Mónica Spear quien sobrevivió al acto criminal, vivirá en Orlando con sus abuelos maternos, dijo Spear.

"Maya está en muy buenas condiciones. Aún tiene alojada la bala en su pierna. Sin embargo, el traumatólogo considera que no es necesario extraer esa bala ya que no fue afectado ninguno de los músculos o ligamentos. Está estable".

Según Spear, la pequeña aún no pregunta por su padres y no ha expresado recordar los hechos.

Un cambio en Venezuela

El padre de la actriz dijo que espera que su país se desarme para que todos puedan disfrutar de la belleza de Venezuela.

"Lo que espero que pase es lo que Mónica predicó durante su vida: que este país debe cambiar, debe ser más seguro", dijo.

"Espero que el país se una, que los padres desarmen a los hijos y que el Gobierno consiga quiénes son los capos que están vendiéndoles armas al pueblo".

Spear dijo que su hija estaba enamorada de Venezuela.