CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Economía

Comcast comprará Time Warner Cable por 45.000 millones de dólares

Por (CNNEspañol.com)

Por Brian Stelter, CNNMoney

(CNNMoney) — El jueves, Comcast comprará Time Warner Cable por 45.000 millones de dólares, un acuerdo que unirá a las dos operadoras de televisión por cable más grandes de Estados Unidos.

Comcast ha acordado pagar 158,82 por acción de Time Warner Cable, según dos personas que tienen conocimiento directo de la transacción, quienes insistieron en permanecer en el anonimato porque el acuerdo no se hará público sino hasta el jueves en la mañana.

Las dos compañías esperan que la fusión reciba la aprobación del gobierno y entre en vigor antes de fin de año, pero los reguladores probablemente analizarán el posible impacto que esto tendrá en los consumidores. Por medio de la consolidación de Time Warner Cable, Comcast sería el proveedor dominante de canales de televisión y conexiones a Internet en más o menos uno de tres hogares estadounidenses, un total que ningún otro distribuidor puede igualar.

Los términos del acuerdo se dieron a conocer por primera vez el miércoles en la noche por CNBC.

El inminente acuerdo le pone fin a meses de maniobras por obtener el control de Time Warner Cable, el cual es el segundo proveedor del servicio de televisión por cable en el país, con aproximadamente 12 millones de suscriptores en mercados como la ciudad de Nueva York y Los Ángeles. Charter, una compañía de cable más pequeña, había estado intentando adquirir la compañía, pero había sido rechazada por la junta y el director ejecutivo de Time Warner Cable.

A mediados de enero, cuando Charter indicó que ofrecería más o menos 130 dólares por acción, Time Warner Cable calificó al precio de “extremadamente inadecuado” y lo rebatió con una sugerencia de 160 dólares por acción, muy cercano a lo que Comcast ofreció al final. Comcast había ensombrecido las negociaciones, y presuntamente había estado en pláticas con Charter respecto a cómo posiblemente repartir los territorios de Time Warner Cable.

Al adquirir Time Warner Cable por su cuenta, Comcast ganará incluso más influencia sobre el mercado de televisión del país, Internet de banda ancha y servicios telefónicos. Comcast ya tiene más o menos 23 millones de suscriptores de televisión en mercados como Filadelfia, donde tiene su sede.

Con la incorporación de millones de suscriptores de Time Warner, Comcast tendrá incluso más fuerza en sus negociaciones con propietarios de canales por cable como The Walt Disney Company (DIS, Fortune 500) y Time Warner, la compañía matriz de este sitio web. (Time Warner Cable se separó de Time Warner en 2009 y ya no tiene relación con el propietario de CNN, HBO y Warner Bros).

Aunque los proveedores de cable en general tienen mala reputación, Comcast ha recibido puntos a su favor por su software de próxima generación y receptores de televisión.

Time Warner Cable, por otro lado, tiene lo que el Índice de Satisfacción del Cliente Estadounidense llamó una puntuación “baja de la industria” la primavera pasada. Ha perdido suscriptores de televisión en los últimos meses por varias razones, entre ellas una suspensión prolongada de CBS y Showtime en varios millones de hogares. En teoría, Comcast podría mejorar el desempeño de Time Warner al contribuir con su propio software.

Pero incluso antes que se haga el anuncio oficial del acuerdo, surgieron preguntas en torno a si a Comcast se le iba a permitir expandir su cobertura de cable de forma tan sustancial.

Los reguladores solían hacer valer una regla que prohibía que una sola compañía de cable controlara más del 30% del mercado. Pero Comcast desafió esa norma a mediados de los años 2000, y en 2009, un tribunal federal de apelaciones desechó ese límite del 30%.

Aun así, el Departamento de Justicia y otras agencias federales seguramente se prepararán para examinar la fusión.

Ajit Pai, un comisionado republicano en la Comisión Federal de Comunicaciones, expresó sus dudas en diciembre acerca de la posibilidad. “Precedentes como éste sugieren que una total adquisición de Time Warner Cable por parte de Comcast podría enfrentarse a varios obstáculos en el gobierno de Obama”, dijo Pai a The Wall Street Journal. “Un gobierno republicano probablemente estaría más inclinado a aprobar el acuerdo”.

Quienes tienen conocimiento directo del inminente acuerdo dijeron que Comcast, de cara a las preocupaciones acerca del tamaño del proveedor de servicios de cable combinado, voluntariamente cedería sistemas de cable locales con un total de más o menos tres millones de suscriptores.

Las dos compañías probablemente señalarán que no compiten directamente; Comcast tiene sus propios mercados, como Filadelfia y Washington D.C., y Time Warner Cable también los tiene, como Nueva York y Carolina del Norte. La falta de coincidencia puede atenuar las inquietudes relacionadas con la política antimonopolios.

El miércoles en la noche, los analistas también señalaron que Comcast tiene muy buenas conexiones en Washington. De hecho, su principal activista, David Cohen, fue un invitado a la Casa Blanca para la cena de estado en honor al presidente francés el martes en la noche.

Comcast persuadió a agencias del gobierno para que aprobaran su oferta de 30.000 millones de dólares para la compra de NBCUniversal en 2011. En ese momento, accedió a varias condiciones que fueron diseñadas para prevenir un comportamiento anticompetitivo. Podría verse forzado a hacer lo mismo en este caso.

El miércoles por la noche, algunos de los grupos de interés público que se opusieron al acuerdo respecto a NBCUniversal, como Free Press, expresaron su oposición inmediata a la fusión que involucra a Time Warner Cable.

“Nadie se despertó esta mañana deseando que su compañía de cable fuera más grande y tuviera más control sobre lo que podían ver o descargar. Pero esa, aunada a cuentas más altas, es la realidad que enfrentarán mañana a menos que el Departamento de Justicia y la FCC hagan su trabajo y bloqueen esta fusión”, expresó Free Press en una declaración. “La razón por la que tenemos leyes antimonopolio es precisamente para detener acuerdos como éste”.

Parece poco probable que Charter, la otra compañía de cable que estaba detrás de Time Warner Cable, se interpondría en la oferta de Comcast. En una declaración, indicó lo siguiente: “Charter siempre ha mantenido que nuestra mejor oportunidad para crear valor para nuestros accionistas es ejecutar nuestro plan actual de negocios, y que seguiremos siendo disciplinados en esto y en cualquier otra actividad de fusión y adquisición que emprendamos”.