CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Opinión

¿Por qué hay tan pocas pistas sobre el vuelo desaparecido de Malaysia Airlines?

Por (CNNEspañol.com)

Por Bill Palmer

Nota del editor: Bill Palmer, capitán del Airbus A330 para una de las principales compañías aéreas, es el autor del libro “Understanding Air France 447“, una explicación de los detalles y las lecciones del accidente de la aeronave en junio de 2009.

(CNN) – Muchas personas se preguntan por qué existen tan pocas pistas sobre el destino del vuelo 370 de Malaysia Airlines, empezando porque no existió una llamada de socorro.

Sin embargo, que no exista una llamada no es particularmente desconcertante. Una de las prioridades de un aviador es mantener el control del avión por encima de todo. Una emergencia puede consumir fácilmente el 100% de los esfuerzos de una tripulación. Para un piloto de aerolíneas, la ausencia de llamadas por radio al personal en tierra que no podrían hacer mucho para ayudar a la situación inmediata no es ninguna sorpresa.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Esta investigación puede enfrentar muchos paralelos al Air France 447, un Airbus A330 que se estrelló en un área más allá de la cobertura de radar al norte del océano de Brasil en junio de 2009. Al igual que el avión de Air France, el avión de Malaysia Airlines era un avión de última tecnología de mando electrónico (un Boeing 777) con un excelente historial de seguridad.

La cadena de acontecimientos del vuelo de Air France fue precipitada por fallas a bordo que fueron transmitidas de forma automática a la sede de la aerolínea durante sus minutos finales. Aunque no tenían los parámetros de vuelo, estos mensajes de fallo de mantenimiento dieron pistas clave, aunque no una causa definitiva de ese accidente, antes de encontrar algún escombro.

Los registradores de datos de vuelo son importantes  

La recuperación de los datos de vuelo de la aeronave de Malasia y las grabadoras de voz de la cabina serían importantes para determinar la causa del accidente.

Los registradores de datos de vuelo contienen datos de más de 1.000 parámetros de la aeronave, incluyendo la altitud, velocidad vertical, velocidad relativa del vuelo, rumbo, puestos de control y los parámetros de los motores y la mayoría de los sistemas a bordo de la aeronave, capturado varias veces por segundo. La grabadora de voz de la cabina graba las últimas horas, no solo las voces y los sonidos de la cabina, sino también la radio y todas las comunicaciones entre aviones que se realizan a bordo.

Un equipo multinacional de investigadores expertos estará indagando mucho más allá de los registradores de vuelo. La historia detallada de la tripulación de vuelo y el avión serán revisados rigurosamente, así como también quiénes viajaban supuestamente con dos pasaportes robados.

Una vez se localicen los escombros, un examen de los restos y su distribución les dirá a los investigadores si el avión estaba intacto al momento del impacto y el ángulo en el que lo hizo. Un análisis metalúrgico y químico de las partes determinará las tensiones y ángulos que causaron que fallaran las piezas y si habían explosivos. Estas conclusiones de los hechos impulsará la creación de las teorías de los investigadores sobre la causa de la pérdida del avión y sus pasajeros.

Como ejemplo de las capacidades de los investigadores, podemos ver el caso de Pan Am 103, un B-747 derribado sobre Escocia en diciembre de 1988. Los investigadores fueron capaces de identificar con un detalle asombroso la secuencia de eventos e incluso la maleta individual y radio que contenía los explosivos que destruyeron el avión.

Dificultad de la búsqueda  

La ruta del vuelo 370 de Malaysia Airlines que se dirigía al norte de Kuala Lumpur estaba sobre áreas montañosas densamente arboladas y escasamente pobladas de Malasia y el Golfo de Tailandia.

Los informes de una posible inversión del rumbo observado en el radar podría ser el resultado de las acciones intencionales de la tripulación, pero no necesariamente. Durante el descenso de tres minutos y medio del Air France 447 al Océano Atlántico, que también cambió su rumbo por más de 180 grados, pero era un efecto secundario no intencional cuando la tripulación luchaba por controlar el avión.

La distancia entre la costa norte de Malasia y la costa sur de Vietnam de 402 kilómetros es aproximadamente igual a la distancia entre Filadelfia y Pittsburgh. Los últimos datos de telemetría del vuelo, según lo informado por flightaware.com, muestra el avión a 35.000 pies.

Incluso un fallo de un motor dual, un Boeing 777 es capaz de deslizarse a unos 193 kilómetros de esa altitud. Esto produce un área de búsqueda más o menos del tamaño de Pensilvania, con pocas pistas dentro de esa área donde podrían estar los restos de la aeronave.

La búsqueda visual de las piezas del avión que podrían estar flotando o ser visibles a través de la densa selva está en marcha y sin duda una tarea de enormes proporciones.

En el caso del avión de Air France, fueron cinco días de intensa búsqueda antes de encontrar los primeros escombros flotantes. Tomó casi dos años localizar los restos de la aeronave en el suelo marino a 12.000 pies de profundidad, roto en mil pedazos por el impacto con el agua.

La ubicación de los restos del avión podría facilitarse con la ayuda de radiobalizas de localización subacuática de los registradores de vuelo del avión, si no han sido dañados por el impacto como sucedió con el avión francés.

Por el contrario, el Golfo de Tailandia tiene una profundidad máxima de solo 79 metros, con un promedio aproximado de 46 metros. Si la aeronave está en el agua, debe hacer que la recuperación sea más fácil que el largo y costoso esfuerzo para abrir las piezas clave del avión del Air France desde el océano profundo, donde permanece la mayor parte del avión y muchas de sus víctimas.

Los escombros del avión de Air France se encontraron en abril del 2011, recuperando y analizando los registradores de vuelo en mayo. La causa del accidente se debió a que la tripulación perdió el control del avión después que las sondas de los sensores de velocidad se obstruyeran mientras volaba en una tormenta tropical. Esto causó la pérdida de indicaciones fiables de velocidad aerodinámica, hizo que el piloto automático se desconectara y que se degradaran los controles de vuelo.

La investigación del vuelo 370 de Malaysia Airlines seguramente llevará muchos meses, si no es que años. Vamos a saber la verdad de lo que ocurrió cuando el avión sea encontrado y cuando se analicen los registradores y escombros. Mientras tanto, las especulaciones son a menudo inexactas y poco productivas.

Las opiniones expresadas en este comentario son exclusivas de Bill Palmer.