CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

La mujer cristiana de Sudán recién liberada enfrenta dos nuevos cargos

Por CNN en Español

Por Nima Elbagir y Laura Smith-Spark

(CNN) — Una mujer cristianan de Sudán, quien fue sentenciada a pena de muerte por oponerse a renunciar a su fe – y después liberada-, ha sido acusada de dos cargos criminales tras intentar dejar el país africano y dirigirse a los Estados Unidos, dijo su equipo legal este miércoles.

Meriam Yehya Ibrahim, quien fue detenida junto con su esposo estadounidense, Daniel Wani, y sus dos hijos en el aeropuerto de Khartoum el martes, es acusada de viajar con documentación falsificada y de dar información falsa, de acuerdo con su equipo legal.

La familia se encuentra detenida en una comisaría de policía de Khartoum y se le ha negado la libertad bajo fianza.

El equipo legal de Ibrahim dijo a CNN que Daniel Wani está detenido.

La familia fue retenida en el aeropuerto después de lo que los abogados de Ibrahim describieron este martes como una supuesta “irregularidad con su documentación”.

Ibrahim tiene una visa estadounidense y se dirigía a Estados Unidos con su familia, dijo el equipo legal.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el martes que Ibrahim y su familia habían sido “temporalmente detenidos en el aeropuerto”, para ser interrogados sobre cuestiones relativas a su viaje y documentación.

“Ellos no han sido arrestados. El gobierno nos ha confirmado su seguridad”, señaló Marie Harf, vocera del departamento de Estado de EU.

Harf dijo que la Embajada de Estados Unidos “ha estado y seguirá involucrada en trabajar con la familia y el gobierno”, diciendo que “estamos participando directamente con las autoridades sudanesas para asegurar su salida segura y rápida de Sudán”.

Autoridades sudanesas indicaron que Ibrahim había sido detenido por los documentos que presentó.

Los Servicios Nacionales de Inteligencia y Seguridad de Sudán mencionaron que ella tenía documentos para viajar de Sudán del Sur, a pesar de no ser una ciudadana de Sudán del Sur, y ella se dirigía a Estados Unidos, nación que no es su país nativo.

“Esto fue considerado ilegal por las autoridades sudanesas, que han convocado a los embajadores de Estados Unidos y de Sudán del Sur”, dijo la agencia en un mensaje publicado en su página de Facebook este miércoles.

La detención en el aeropuerto se produjo un día después de que el equipo legal de Ibrahim anunció que la mujer de 27 años de edad había sido liberada de prisión después de semanas de controversia internacional sobre su condena por cargos de apostasía y de adulterio.

De acuerdo con su abogado, el caso comenzó cuando uno de los familiares de Ibrahim, un musulmán, presentó una denuncia penal diciendo que su familia se sorprendió al saber que se había casado con Wani, un cristiano, después de que ella había desaparecido desde hacía varios años.

La corte sudanesa consideró a Ibrahim musulmana, porque su padre es musulmán, pero ella dijo que era cristiana y que nunca practicó el Islam. Fue acusada de adulterio, porque el matrimonio de una musulmana con un hombre cristiano es ilegal en Sudán, y de apostasía, acusada de renunciar de manera ilegal lo que se supone que es su fe original.

Al-Samani al-Hadi es uno de los tres hermanos de Ibrahim. Ante este conflicto, el hermano mayor considera dos escenarios para ella: arrepentirse o morir.

“Si ella se arrepiente y regresa a la fe islámica y a nuestra familia, entonces nosotros somos su familia y ella es nuestra. Estamos preparados para sostenerla más que las manzanas de nuestros ojos, pero si se niega ella debe ser ejecutada”, dijo.