Por Steve Almasy y Laura Smith-Spark

(CNN) — Un adolescente estadounidense que estaba tratando de establecer un récord mundial volando alrededor del mundo murió y su padre está desaparecido después de que su avión se estrellara en el océano, frente a Samoa Americana el martes por la noche, dijo la familia del joven.

Haris Suleman, de 17 años, estaba tratando de hacer el viaje en 30 días y debía llegar a casa el sábado, dijo su hermana Hiba Suleman. El cuerpo del adolescente fue recuperado.

Aún está desaparecido su padre, Babar Suleman, quien viajaba con Haris y también es piloto.

"Esperamos que mi padre esté vivo y que se encuentre bien, y vamos a seguir orando hasta que tengamos una respuesta definitiva", dijo Hiba Suleman.

Ella les dijo a los periodistas que el avión estaba a más o menos 37 kilómetros de la isla cuando cayó a pique. Su padre no habría dejado despegar a Haris si había mal clima, dijo.

No se sabe con certeza por qué el avión se estrelló o por qué el dúo despegó por la noche.

"Él estaba haciendo algo que le encantaba. Estaba haciendo algo arriesgado", dijo al hablar de su hermano, quien recibió su licencia de piloto en junio. Y lo estaba haciendo para recaudar fondos para obras benéficas", añadió.

El director de la escuela secundaria donde Haris era estudiante del último año, dijo que la escuela estaba profundamente triste por su muerte.

"El espíritu aventurero de Haris y su enorme corazón lo llevó a alcanzar esta meta personal, al mismo tiempo que trataba de recaudar fondos y crear conciencia sobre las escuelas apoyadas por The Citizens Foundation, una organización no lucrativa con sede en Karachi, Pakistán", dijo Melvin Siefert, director de la escuela secundaria Plainfield.

Un entrenador de fútbol de la escuela le dijo a Indianapolis Star que Haris era un gran estudiante y un jugador talentoso.

"A Haris le gustaba bromear mucho", le dijo David Knueve al periódico. "De cierto modo, hacía que el equipo se riera en el momento adecuado".

Su hermana dijo que Haris planeaba ser ingeniero como su padre.

Su hermano mayor estaba haciendo lo posible por llegar de Londres a Samoa Americana para recoger el cuerpo de Haris, pero solo había unos pocos vuelos, dijo Hiba Suleman.

Una portavoz de la Guardia Costera, la oficial de la marina Melissa McKenzie, dijo que un avión ayudará en la búsqueda de Babar Suleman.

Él y Haris vestían trajes "gumby" que podían ayudarlos a sobrevivir a un aterrizaje en el agua, dijo Hiba Suleman. Ella dijo que ellos habían tomado un curso sobre cómo sobrevivir a un accidente en el mar.

También tenían balsas salvavidas a bordo.

Se suponía que los próximos trayectos del viaje eran cruzar el Océano Pacífico, con paradas en Kiritimati (también conocida como la Isla de Navidad) y Hawái.

El avión aún no ha sido recuperado, pero las radiobalizas estaban enviando señales.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte dijo que el avión era un Beechcraft Bonanza A36.

Mayra Cuevas y Stella Chan de CNN contribuyeron con este reportaje.