Por Jarrett Bellini, CNN

(CNN) - Hay una famosa escena de la película Titanic, donde Rose se voltea hacia Jack y le dice: "Quiero que me dibujes como a una de tus chicas francesas".

Luego, posa desnuda frente a él, y las cosas comienzan a mejorar para Jack.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Por supuesto, más adelante, el barco se hunde y él perece en una fría y trágica muerte en medio del Atlántico Norte.

Aun así, valió totalmente la pena.

Al final, la mayoría de personas piensan que las últimas palabras que Jack le dijo a Rose fueron: "Nunca te olvides de esa promesa".

Pero estoy bastante seguro de que le oí decir: "Oh sí. Pechos".

Casi 20 años después, esa estúpida frase de "chicas francesas" se ha convertido en cierta forma en un eslogan, y si la buscas en Google encontrarás incontables imágenes de personas tendidas como Kate Winslet, de manera involuntaria, pero seductora.

Y también encontrarás algunos animales tendidos.

"Vaya. Pechos de gato".

Si vas un paso más allá, ahora incluso hay una aplicación para dibujar retratos llamada "French Girls" que también se ha inspirado en "Titanic". Y todo el mundo está hablando al respecto.

El cofundador de French Girls, Adam Ceresko, de 29 años de edad, me dijo: "El crecimiento día a día últimamente ha sido increíble, y el ritmo no está bajando".

Su creación acaba de superar un millón de descargas.

La aplicación en realidad salió a mediados de 2013. Pero entonces, la semana pasada, tuvo un alza masiva en popularidad cuando, durante varias horas, una colección de imágenes de French Girls de alguna manera llegó a posicionarse en el primer lugar de la página principal de Reddit.

Es una hazaña honorable para la que, en términos generales, no hay rima o razón aparente.

(Por ejemplo, mientras escribo esto, la actual publicación más popular en Reddit es un video de una chica que peligrosamente cae de un trampolín. Parece doloroso y desafortunado, pero es por eso que tenemos Internet, y de alguna manera, me hace la vida más completa).

Ahora, la idea básica de French Girls es que los usuarios publican selfies de forma anónima y luego otros usuarios los dibujan desde dentro de la aplicación.

Es divertido. Y es sorprendentemente creativo.

Pero sobre todo, es fácil. El lema de la aplicación simplemente lee: "Toma selfies. Obtén dibujos".

Tal vez.

Cuando me enteré de French Girls por primera vez y la descargué, inmediatamente subí una selfie y esperé a que alguien me convirtiera en arte.

Tal vez un desnudo de buen gusto.

Pero, hasta ahora, nadie ha mostrado ningún interés por dibujar mi retrato. Desgraciados.

Por lo tanto, subí otra selfie (una en la que parece como si estuviera tomando aire) y alguien sí me convirtió en un desnudo.

Sin embargo, no tiene nada de buen gusto. El "artista" extendió mi cuerpo al siguiente marco, en el que estoy desnudo, y parece que me estuviera violando a mí mismo.

Es por eso que no podemos tener cosas agradables.

Y es obvio que su esfuerzo duró segundos literalmente.

(Sí, a pesar del anonimato de la aplicación, te aseguro que sin duda fue un hombre quien lo hizo. Por supuesto que sí).

Por desgracia, no todo resulta una obra maestra en French Girls. Pero, bueno, ¡al menos me eligió a MÍ!

Porque así es como funciona la aplicación: cuando quieras empezar a dibujar, te presentan una selección de nueve imágenes diferentes. Si nada te inspira, el botón de actualización te da nueve más. Y puedes seguir buscando hasta que encuentres a alguien (o al perro de alguien) que sí inspire tu lado artístico.

Para mí, fue una chica con el pelo azul y un anillo en la nariz.

Así que la dibujé. Y fue terrible. Mi único verdadero talento es dormir la siesta.

Eso, y respirar por la boca.

Puedes leer todos los detalles en mi perfil de eHarmony.

De todos modos, a pesar de tener una severa falta de habilidad artística, dibujar a mi chica azul fue una manera creativa de matar el tiempo cuando hubiera podido estar interactuando peligrosamente con otros seres humanos reales.

Esto es algo que, por seguridad, prefiero evitar.

Porque cuando menos te lo imagines, un amigo te invita a salir e ir a la piscina. Y luego te encuentras en un trampolín.