El querido Pomerania que quizá se convirtió en la cena por despecho

(CNN) - La policía calificó la relación como "tóxica", y según el informe policial, el calificativo es bastante acertado. Un perrito Pomerania desapareció a principios de agosto después de que la dueña del perro y su entonces novio Ryan Eddy Watenpaugh tuvieron una fuerte discusión.

La mujer huyó de su apartamento después de que fue agredida físicamente por Watenpaugh, según denunció ella a la policía en Redding, California. Cuando regresó, el perro había desaparecido.

La pareja, que según la policía tenía una relación de noviazgo tumultuosa que en la que la mujer, llegó a ser retenida contra su voluntad, se reconcilió la primera semana de septiembre. Watenpaugh, de 35 años, le preparó a su novia una comida que incluía carne.

A continuación, los mensajes de texto comenzaron.

"¿A qué sabe tu perro? Pensé que era mejor con salsa barbacoa y bollos de Hawai".

"Supongo que podrías enterrar lo que no comiste". "La sonrisa en mi cara cuando leas esto ... no tiene precio", le escribió él según informó la filial de CNN, KRCR.

Entonces la madrugada del martes, Watenpaugh se presentó en casa de la mujer y dejó una pequeña bolsa en la puerta principal, según la policía. Dentro había una nota y dos patas del perro.

"Arderás en el infierno", decía la nota. "Te odio tanto que duele. Aléjate de mí. No quiero tener nada que ver contigo. Que te JO-" En la parte inferior de la nota había dibujado una cara sonriente.

Policía de Redding lo detuvo dos días después. Dicen que ha reconocido el envío de los mensajes y la colocación de las patas del perro en la residencia de la mujer, pero ha negado que matara al perro o lo cocinara.

"Esto es muy extraño", dijo Todd Cogle, el sargento de policía de Redding a KRCR. "Inusual, algo que nunca había visto antes".

Watenpaugh ha sido acusado de violencia doméstica, detención ilegal, acoso y crueldad hacia los animales. Él está detenido bajo fianza de 250.000 dólares en la cárcel del condado de Shasta.