¿Quién es el misterioso estadounidense que será juzgado por Corea del Norte?

(CNN) - Parece pálido y demacrado y nunca mira a los ojos fijamente. Es Matthew Todd Miller, el último estadounidense detenido en Corea del Norte por haber destruido su visado de turista. Pero ¿quién es el este chico de 24 años y por qué pidió asilo en el país oriental?

"Me gustaría decir que había planeado violar la ley de la RPDC antes de venir", dijo a la CNN Will Ripley a principios de este mes. "Y yo deliberadamente cometí mi crimen." Pero no aclaró qué quería decir con su "crimen".

El domingo, Miller se enfrenta al juicio Corea del Norte. Él no va a conocer sus cargos hasta que sea la audiencia.

Según los medios estatales de Corea del Norte, el chico de 24 años, llegó como turista al país el 10 de abril. Durante su entrada, Miller rasgó su visa de turista y gritó que iba a solicitar asilo y que "llegó a la RPDC después de haberla elegido como un refugio ", según KCNA.

Los medios de comunicación estatales describen a Miller como una persona con un "comportamiento impulsivo" y de haber cometido "grave violación de su ordenamiento jurídico."

Cuando se le preguntó si buscaba asilo en Corea del Norte, Miller dijo a CNN que ya había abordado esta cuestión en una entrevista anterior "así que no estoy aquí para hablar de más de ello".

Él es uno de los tres estadounidenses detenidos en Corea del Norte; los otros dos son Kenneth Bae y Jeffrey Fowle.

Miller viajó a Corea del Norte después de organizar una excursión privada a través de la aegncia con sede en EE.UU. Uri Tours, que lleva a los turistas a Corea del Norte.

"No tenemos ningún conocimiento de por qué rompió su visa", según Uri Tours. "Si bien hacemos todo lo posible para investigar a cada participante que se une a una gira, no es posible para nosotros conocer las motivaciones de cada persona para viajar a Corea del Norte."

Los tours se llevan a cabo a pesar de las advertencias del Departamento de Estado de que los ciudadanos estadounidenses han sido objeto de arrestos y detenciones arbitrarias en Corea del Norte.

Miller dijo que quiere que el gobierno de Estados Unidosle libere liberación. Él dijo que escribió una carta al presidente de EEUU, Barack Obama, pero que no ha recibido respuesta, agregando que estaba "decepcionado" con su gobierno.

No está claro si sus declaraciones fueron hechas libremente o bajo coacción.

El caso de Miller presenta muchas preguntas, dijo Robert Kelly, un estadounidense que enseña estudios internacionales en la Universidad Nacional de Pusan ​​en Corea del Sur. "Si quería asilo, ¿por qué está tratando de salir?" Preguntó. "Ahora, él ¿ha cambiado de opinión? Esta es la razón por la que el Departamento de Estado de EE.UU anima a los ciudadanos a no ir a Corea del Norte".

Poco se sabe sobre Miller.
En Bakersfield, California, donde vive su familia, una nota de color rosa se ​​ha colocado en su puerta con el mensaje: "Por favor, no molestar No tenemos ningún comentario".

Los amigos cercanos y vecinos consultados por CNN dijeron que la familia les ha pedido que no hablaran con la prensa. En una entrevista en julio, un vecino le dijo a la Associated Press que Miller se fue primero a Corea del Sur hace unos cuatro años para visitar a su hermano y que él encontró un trabajo como profesor de Inglés.

Miller era un graduado de Bakersfield High School de 2008, según KBAK, una filial de CNN en Bakersfield. Unos compañeros que hablaron con CNN dijeron que Miller parecía un chico normal. Dos de ellos dijeron que apenas se acordaban de él, porque era muy tranquilo.

La detención de los tres estadounidenses es una señal de que Corea del Norte busca atención de Estados Unidos, dijo Kelly, quien dirige un blog de seguridad de Asia. La Política de paciencia estratégica de Obama podría ser una fuente de irritación para Corea del Norte.
"Es una rabieta", dijo. "Realmente no les gusta ser ignorados. Es la ideología de Corea del Norte".

Estadounidenses detenidos previamente en Corea del Norte han sido liberados después de que funcionarios de alto perfil, tales como Bill Clinton y Jimmy Carter visitaron el país.

"Las grandes visitas les hacen importantes y dan visibilidad a su país que quiere ser visto como una superpotencia. Es importante para la legitimidad régimen en casa", dijo Kelly.

El líder norcoreano, Kim Jong Un está usando "tácticas de negociación como su padre solía hacer cuando detuvo a varios estadounidenses", dijo Richardson a principios de este mes.

"Les presionan para que admitan que eran culpables, que están siendo bien tratados, pidiendo al gobierno estadounidense que envíe un emisario para traerlos de vuelta.

"Ellos quieren algo a cambio. Los norcoreanos quieren dialogar con nosotros".