Por Rachel Rodriguez, CNN

(CNN) — "Yo estaba inmerso en el verde. Todo era verde. Y el aire, el aire era fresco y limpio, y parecía tener más oxígeno en él".

Este es el efecto que Escocia parece tener en las personas.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Jill Thornton, citado más arriba, visitó Escocia en junio. Ella había querido ir durante 10 años y describió su viaje -de sólo tres días de duración- como "la perfección”.

Si es o no sigue siendo parte del Reino Unido, Escocia parece tener un sabor muy particular: una racha poco salvaje, una sensación de espacios abiertos y la autosuficiencia. El 18 de septiembre, los residentes del país bello y complejo irán a las urnas para decidir si se debe separar del Reino Unido.

De clic en la galería de arriba para llegar a conocerlo mejor.