(CNN Español) - Un nuevo escándalo sexual sacude a la Iglesia católica en Estados Unidos, esta vez por la detención en Pensilvania de un sacerdote acusado de involucrarse en actos sexuales con menores en Honduras.

Se trata de Joseph Maurizio Jr., un el religioso estadounidense, quien además es acusado de presunta posesión de pornografía infantil.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EE.UU. detuvo el jueves a Maurizio.

El FBI investiga las denuncias acerca de los viajes del sacerdote a Honduras entre 1999 y 2009.

En un disco duro incautado por las autoridades habría material pornográfico infantil.

En diálogo con CNN, el abogado de Maurizio dijo que su cliente es inocente de todos los cargos y que está en capacidad de demostrarlo.

Serían, según el abogado, las mismas acusaciones que presentaron en Honduras en 2009 dos organizaciones que prestan ayuda a niños huérfanos después de que Maurizio les retirara su apoyo financiero.

En un comunicado, la Diócesis de Altoona-Johnstown dijo que está "profundamente perturbada" por las acusaciones y explicó que el padre no es pastor de la parroquia desde principios de este mes tras las investigaciones.

Un juez debe decidir el próximo lunes si Maurizio sigue encarcelado hasta el juicio.

Con información de Yilber Vega.