Cazadores japoneses capturan un raro delfín albino
Un raro delfín albino fue arreado por unos cazadores hacia una pequeña caleta antes de capturarlo.

Por Wilfred Chan

Hong Kong (CNN) — Pescadores japoneses capturaron a un raro delfín albino y mataron a otros once delfines en una caleta poco profunda, según activistas conservacionistas que protestaban contra la caza,.

El delfín albino actualmente se encuentra en un pequeño recinto donde lo entrenan para comer pescado muerto y para que se adapte a la interacción humana, dijeron miembros del grupo conservacionista Sea Shepherd, quienes supervisan la caza de delfines en la región.

Ellos especulan que el raro delfín se venderá por más de 500.000 dólares para ser expuesto en cautiverio.

La controvertida caza se lleva a cabo anualmente entre septiembre y marzo en Taiji, Japón. A la mayoría de delfines los matan por su carne, en tanto que a algunos los venden vivos a acuarios alrededor del mundo.

Los lugareños defienden la caza, una tradición de mucho tiempo, argumentando que ésta no difiere de matar a cualquier otro animal por su carne.

Pero los activistas dicen que la motivación de la caza es la codicia.

"Esta brutal cacería es una matanza motivada por las ganancias, no por la cultura", dijo Melissa Sehgal, una coordinadora de campaña de Sea Shepherd. "Estos delfines no pertenecen a Japón, pertenecen al mar".

El grupo dice que 15 manadas de delfines han sido sacrificados en la caleta desde que inició la temporada de caza de este año, con un saldo de 170 delfines muertos.

En respuesta a la solicitud de CNN, la oficina local de Taiji rehusó hacer comentarios acerca del informe más reciente de Sea Shepherd.