CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

México, ¿un actor irrelevante en el acercamiento Cuba – EE.UU.?

Por Juan Andrés Muñoz

Por Krupskaia Alís, CNN

Ciudad de México (CNN Español) — El gobierno de México celebró la decisión de Estados Unidos y Cuba de normalizar sus relaciones diplomáticas.

A través de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores calificó de «parteaguas» la eliminación de restricciones financieras, así como la voluntad expresada por ambos gobiernos de fomentar un diálogo abierto en diversos temas, entre ellos el comercio, la democracia y los derechos humanos.

«México reconoce el sentido histórico de la decisión de los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos de normalizar sus relaciones diplomáticas. Saluda, asimismo, la determinación de abrir embajadas en ambos países», señaló el texto

Para algunos expertos, ésta vez el gobierno de México no contribuyó, en términos diplomáticos, a este acuerdo.

«México perdió esa interlocución privilegiada con el régimen cubano. Lo puedes ver: el presidente Obama le dio las gracias hoy al papa Francisco, y a Canadá; no menciono a México en ningún lugar. Creo que México es un jugador irrelevante en este juego», dijo Raúl Feliz, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Para otros, sin embargo, ha sido un factor para favorecer el diálogo con Estados Unidos en distintos momentos.

En términos económicos, algunos en México consideran que esta apertura se puede traducir en grandes beneficios.

«Creo que esto podría traer una apertura económica que beneficie sustancialmente a la pequeña y mediana empresa cubana y creo que eventualmente eso podrá hacer que muchos de los capitales, talento, capital humano cubano que hoy se ha asentado en Miami regrese a Cuba», opina Feliz.

Un acuerdo que, a juicio del analista de temas internacionales José Carreño, fue posible porque Cuba vive una etapa de transición acompañada de una nueva generación de cubanos.

«La misma transición cubana, importante en ese sentido, muchísimos de los cubanos que han dejado la isla no lo han hecho por razones políticas, sino por razones económicas y eso tiene un peso también porque ha diluido, digamos, el ardor de los anticastristas en Miami. Las nuevas generaciones de cubano-estadounideses ya no tienen la misma el mismo énfasis en el anticastrismo», sostuvo.

México y Cuba mantienen relaciones diplomáticas desde 1902.