CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

El mundo sigue en riesgo por ébola

Por Álvaro Valderrama

Por Susannah Cullinane

(CNN) — El número de casos del ébola en África Occidental no ha llegado al punto de las predicciones más devastadoras, pero hasta que no llegue a cero, el mundo sigue en riesgo, dijo Tom Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

Al hablar con los reporteros tras una visita a Liberia, Guinea y Sierra Leona, Frieden le dijo a los reporteros que veía un “progreso real” en el combate al virus.

“Será una pelea muy larga y difícil, pero estoy esperanzado en que vamos a continuar progresando. Los desafíos son el no bajar la guardia, no ser complacientes y realmente hacer un doble esfuerzo”, comentó.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud informó que 6,915 personas han muerto por el ébola, y más de 18,600 casos de la enfermedad han sido registrados.

Al cuestionarle sobre los reportes de la CDC en septiembre pasado de que en ciertos escenarios, los casos de ébola podría alcanzar hasta los 550,000 para enero de 2015, Frieden dijo: “las proyecciones que emitimos hace unos meses mostraban lo que podría ocurrir si no se hubiera hecho nada, y de hecho se ha hecho mucho en este tiempo”.

El director de la CDC dijo que lo que cambió fue la reacción mundial para que no se llegaran a registrar esos números.

Liberia tiene el escenario “más esperanzador” de los tres países africanos que visitó, comentó Frieden.

Hoy en día, tiene mayor capacidad de reacción ante el virus”. Esto se debió en parte a la implementación de una técnica denominada Aislamiento y Tratamiento Rápido contra el Ébola, dijo el funcionario.

Los desafíos son mayores en Sierra Leona, añadió.

“Sierra Leona tiene el mayor número de casos de los tres países en este momento y esta cifra escala rápidamente”.

La complacencia de las autoridades podría ser el motivo, comentó Frieden, ya que cuando se registró un descenso en el número de caso, los trabajadores de salud se relajaron, dejaron de portar equipo de protección o ignoraron la posibilidad de que pudieran infectarse mediante otros pacientes.

Acciones

Tres acciones fueron importantes para la fase actual del combate al virus, manifestó Frieden.

Primero, romper con el ciclo de potencial crecimiento. Segundo, rastrear cualquier cadena de transmisión y asegurarse de una intensa revisión de cada paciente infectado con ébola. Y tercero, fortalecer las áreas que ahora están libres del virus para prevenir más brotes.

Las herramientas en el horizonte para combatir el ébola incluyen un paquete para diagnóstico y tratamiento que permitiría a los trabajadores de salud diagnosticar el virus al momento, en lugar de tener que acudir desde el lugar donde podrían presentarse nuevos casos hasta un laboratorio de pruebas.

Frieden aseguró que otra nueva iniciativa en Sierra Leona permitiría brindar vacunas a miles de trabajadores de salud, siempre y cuando se cuente con una cura.

Pero incluso con estas nuevas herramientas, especialmente las vacunas, “tenemos que tener esperanza de que puedan funcionar, pero no lo podemos asegurar”, puntualizó.