Por David Goldman, CNNMoney

(CNNMoney) - Google y Microsoft se han unido a un creciente grupo de negocios que se oponen al intento de Marriott por bloquear los puntos de acceso a Wi-Fi de los huéspedes en sus habitaciones de hotel.

Marriott y el grupo de presión American Hospitalitu & Lodging Association le pidieron a la FCC este verano que permitiera que los hoteles hicieran uso de equipo que impide que las personas conviertan sus teléfonos en puntos de acceso a Wi-Fi.

Para evitar los elevados cargos de los hoteles por el uso de Wi-Fi, muchos huéspedes optan por utilizar los planes de datos de su proveedor de telefonía celular, al conectar sus computadoras portátiles al Internet por medio de sus teléfonos inteligentes.

En el Marriott, las tarifas de conexión van desde 14,95 dólares al día. Por 19,95 dólares, los huéspedes tienen acceso a una "mayor velocidad de Internet", lo que incluye chats por video, descargas de documentos de gran tamaño y el streaming de videos.

En su petición a la FCC, Marriott y el grupo de presión de la industria hotelera argumentaron que los huéspedes pueden utilizar sus teléfonos inteligentes o dispositivos Mi-Fi para lanzar un ataque en contra de la red inalámbrica del hotel, o presentar una amenaza contra la privacidad de otros huéspedes (al robar sus datos de tarjetas de crédito u otra información personal). También dijeron que esos dispositivos pueden interferir con el Wi-Fi del hotel, haciendo que el Internet sea más lento para otros huéspedes.

"Si un hotel no tiene la facultad de abordar tales actividades para garantizar la seguridad y la fiabilidad de su red Wi-Fi en sus instalaciones, tanto el hotel como sus huéspedes se verían afectados", dijo Marriott en su petición.

La mayoría de las 21 respuestas a la solicitud de Marriott se reduce a esto: la industria hotelera simplemente quiere seguirle cobrando a los huéspedes cantidades exorbitantes por el uso de Wi-Fi.

"Si un cliente llega a un hotel con su propio dispositivo Mi-Fi y el hotel interfiere con la conexión de ese punto de acceso personal del cliente, el hotel efectivamente puede obligar al cliente a adquirir los servicios Wi-Fi del hotel, aunque el cliente ya le haya pagado a su operador de telefonía móvil por ese servicio", dijo Microsoft en un documento que presentó ante la FCC, en el que se oponía a la solicitud de Marriott.

Google estuvo de acuerdo. En su documento, el gigante de las búsquedas dijo que bloquear los puntos de acceso personales "debilitaría el interés público".

El grupo de presión de la industria de servicios inalámbricos y otros proveedores de esos servicios también le han pedido a la FCC que no acepte la solicitud de Marriott.