CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

La historia detrás del ‘Tinder’ para los fumadores de marihuana

Por Jack Regan

(CNNMoney) — Un espacio seguro para los usuarios de marihuana.

Eso es lo que el cofundador Todd Mitchem espera crear con High There, “una aplicación de conexión social para los consumidores de cannabis”.

Los usuarios pueden buscar citas o simplemente a otras personas con ideas afines. Pero para aquellos que están acostumbrados a usar aplicaciones para citas como OkCupid o Tinder, las preguntas posiblemente les serán un poco extrañas.

En lugar de preguntar por tus aficiones o educación, High There te pregunta si la prefieres para fumarla o de forma comestible y si tienes mucha o poca energía. Aunque estos rasgos de personalidad pueden parecer frívolos, Mitchem dijo que son importantes para encontrar otros usuarios con los que seas compatible.

Cuando fue lanzada en febrero, la aplicación gratuita solo estaba disponible para los usuarios en los estados donde se permitía el uso de marihuana medicinal o recreativa. Sin embargo, ahora ha sido aprobada por las tiendas de aplicaciones iOS y Android para convertirse en la primera red social global dedicada a los entusiastas del cannabis. Mitchem dijo que está a punto de cerrar la primera ronda de financiación por un monto que no se dio a conocer.

“Estamos tratando de construir una comunidad de personas que se sientan conectadas entre sí con un vínculo en común”, dijo.

Sin embargo, para Mitchem, High There es más que una red social… es personal. Él se inspiró en su propia experiencia de vida.

En el 2009, la madre de Todd fue diagnosticada con cáncer por segunda vez. Después del tratamiento, sus médicos le dijeron que solo le quedaban seis meses de vida. La marihuana no era legal donde vivía (Mitchem eligió no revelar detalles específicos), pero una de sus enfermeras recomendó que le consiguieran un poco de hierba para ayudarla con su falta de apetito y para aliviar su dolor.

Ella lo hizo y comenzó a cultivar pequeñas cantidades de marihuana en su ático para uso personal. Cuando le dijo a su vecina, terminó su relación.

“Eso no está bien”, dice Mitchem. Él tiene la esperanza de que High There pueda ser un lugar para que la gente comparta sus historias y las ayude a eliminar el estigma que rodea a la droga.

Seis años más tarde, la madre de Todd sigue viva. Y aunque ella aún no está en High There, dijo que tiene pensado unirse.