Un misterioso padecimiento ha matado al menos a 18 personas en el suroeste de Nigeria, mientras que las autoridades de salud batallan para determinar la causa de los decesos y cinco pacientes más son tratado por el mal.

Las 18 muertes se registraron en el estado de Ondo. El primer caso fue el 13 de abril, dijo la Organización Mundial de la Salud.

Los síntomas comunes que presentaron los afectados fueron dolor de cabeza, pérdida de la vista y ansiedad, dijo el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic. En la mayoría de los casos, la muerte sobrevino después de seis a ocho horas.

Los investigadores enviaron muestras de sangre, orina y líquido cefalorraquídeo a una universidad de la ciudad de Lagos para ser analizadas y se descartaron infecciones por virus o bacterias, dijo la OMS.

Los médicos planean realizar pruebas toxicológicas a una de las víctimas que murió en un hospital, dijo Jasarevic.

La OMS dijo que está siguiendo de cerca la situación y que participa en las reuniones que lleva a cabo el Ministerio de Salud de Nigeria.