Joseph Blatter.

(CNN)– Los miembros del organismo rector del fútbol mundial, la FIFA, elegirán este viernes a su nuevo presidente, en medio de un escándalo de corrupción que ha sacudido a la organización y provocado los emplazamientos a su actual líder, Joseph Blatter, a renunciar.

En la apertura del 65 Congreso Mundial de la FIFA este viernes, Blatter -que busca su reelección por otros cinco años- pidió a los delegados seguir los mismos principios que en el campo de fútbol: ​​"disciplina, respeto y juego limpio."

Cada uno de las 209 asociaciones miembro de la FIFA tiene un voto. Un candidato necesita dos tercios de la primera votación para ser presidente si todos los miembros votan. Blatter aseguró su reelección 2011 con 186 votos a su favor, de 203. Si no hay un ganador después de la primera votación, habrá una segunda votación en la que se necesita solo una mayoría de 105 votos para ganar.

Los delegados tendrán todo el día, en lugar de los 90 minutos que tienen los jugadores, para hacer su trabajo, dijo, pero trabajando juntos iban a lograr su objetivo.

Los instó a demostrar al mundo que podrían dirigir la FIFA juntos. "Les deseo buenas deliberaciones en el espíritu del juego limpio y el respeto", concluyó.

El organismo anunció este viernes que no celebraría una conferencia de prensa después de la votación, lo que significa que el ganador no se enfrentará a los medios de comunicación hasta el sábado.

El único rival de Blatter en la contienda presidencial es el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, candidato propuesto por la Asociación de Fútbol de Inglaterra para desafiar el reinado de 17 años de Blatter en el fútbol mundial.

"Blatter debe irse"

Las autoridades suizas están investigando el proceso de selección de sedes para las Copas del Mundo de 2018 y 2022, en Rusia y Qatar respectivamente, mientras que otra investigación de Estados Unidos condujo a la detención de algunos de los principales funcionarios de la FIFA por cargos de corrupción.

En medio de voces que piden su renuncia, Blatter culpó el jueves a "unos pocos" de las denuncias de corrupción generalizada dentro órgano de gobierno del fútbol y pidió que se castigue a los involucrados, mientras la FIFA trabaja para reconstruir su reputación.

En su intervención en la inauguración oficial el jueves, Blatter dijo que el Congreso Mundial da inicio a oportunidad de comenzar a recorrer "el camino largo y difícil de reconstruir la confianza."

"Que este sea un punto de inflexión", dijo. "Queda mucho por hacer para asegurarse de que todos en el fútbol actúen de manera responsable y ética".

Blatter se comprometió a cooperar con las autoridades para garantizar que los involucrados en presuntas irregularidades sean "descubiertos y castigados".

Mientras, expertos, líderes mundiales y el responsable del fútbol europeo, Michel Platini, han dejado claro qué acción creen que es necesaria para limpiar el organismo: Blatter se debe ir.

Pero el líder de la FIFA, de 79 años, mantiene otros muchos apoyos.

La Confederación Asiática de Fútbol ​​dijo el jueves que, si bien estaba decepcionada por las denuncias de corrupción, estaba dispuesta a apoyar a Blatter y rechazaba retrasar las elecciones presidenciales. La Confederación Asiática de Fútbol cuenta con 46 miembros con derecho a voto.

La Confederación Africana de Fútbol (CAF) dijo que lo mismo en un comunicado. La CAF tiene 54 votos, y el mes pasado se había comprometido a apoyar a Blatter por unanimidad.

Jason Hanna, Hala Gorani, Pamela Boykoff y Aleks Klosok contribuyeron a este reporte