CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

¿Por qué se conmemoran las protestas de la Plaza de Tiananmén en Hong Kong?

Por CNN

(CNN) — Decenas de miles de personas están vestidas de negro. Hay un mar de luces de velas. El rugido de himnos a favor de la democracia son cantados en chino.

Cada año, Hong Kong lleva a cabo la mayor reunión multitudinaria anual del mundo para conmemorar las protestas de la Plaza de Tiananmén. Pero después de que el año pasado las protestas en pro de la democracia pusieran a la ciudad en amargo desacuerdo con China, el aniversario de este año toma un significado distinto.

He aquí nuestra guía para comprender el significado del 4 de junio para China y Hong Kong, y qué es lo que podría suceder después.

¿Qué pasó el 4 de junio de 1989?

En la primavera de 1989, miles de estudiantes chinos marcharon a la plaza de Tiananmén de Beijing para hacer un llamado a la democracia.

Tras semanas de protestas pacíficas, las tropas actuaron en respuesta a las órdenes de los líderes del Partido Comunista de China para abrir fuego contra los civiles y los estudiantes en la madrugada del 4 de junio, acabando así con las manifestaciones masivas.

publicidad

Aunque no se anunció ninguna cifra oficial, se calcula que el total de muertos oscila desde varios cientos hasta miles.

Una de las imágenes más importantes de estas manifestaciones es la de “El Rebelde Desconocido”, que mostró la magnitud del enfrentamiento entre los manifestantes y la maquinaria bélica de la fuerza pública china.

¿Qué dice China sobre esto hoy en día?

Los censores chinos han bloqueado las búsquedas del «4 de junio» y «Plaza de Tiananmén» en el Internet. Si se mencionan en los libros de texto y en las universidades, las protestas se describen como un «incidente» o «un motín contrarrevolucionario» que tenía que ser reprimido.

El mes pasado, un estudiante chino que estudia en el extranjero escribió una carta abierta, firmada conjuntamente por otros 10 estudiantes chinos en el extranjero, pidiendo a los estudiantes de la China continental que debatieran acerca de las protestas de la Plaza de Tiananmén.

Un periódico estatal chino rápidamente condenó la carta por «tergiversar los hechos de hace 26 años con relatos de algunas fuerzas hostiles del extranjero».

¿Cómo recuerda Hong Kong las protestas de Tiananmén?

Todos los años, el 4 de junio, muchos hongkoneses llevan a cabo una vigilia masiva de luces de velas en Victoria Park para honrar a aquellos que murieron en 1989 en la plaza de Tiananmén. Algunas personas de la China continental también asisten a la vigilia.

La vigilia también es una expresión del intenso descontento con los gobiernos de China y Hong Kong a medida que los participantes gritan consignas políticas pidiendo el derrocamiento del Partido Comunista de China y la renuncia del jefe ejecutivo de Hong Kong respaldado por el gobierno chino.

En años recientes, las multitudes han aumentado en tamaño a medida que crece la ansiedad por la creciente influencia de China en Hong Kong, la cual anteriormente fue una colonia británica.

El año pasado, el primer «June 4 Memorial Museum» (museo en homenaje al 4 de junio) del mundo abrió sus puertas en Hong Kong.

¿Por qué los hongkoneses luchan contra el gobierno chino?

Cuando Gran Bretaña le devolvió Hong Kong al gobierno chino en 1997, los dos países acordaron que Hong Kong disfrutaría de un «alto grado de autonomía» durante 50 años y, finalmente, desarrollaría un sistema de elecciones basado en el sufragio universal. Pero nadie está de acuerdo en lo que eso significa en realidad.

El año pasado, China propuso permitir que los hongkoneses votaran por su próximo líder… siempre y cuando los candidatos inicialmente sean aprobados por un pequeño comité respaldado por Beijing. Enfurecidos por esa propuesta, los hongkoneses en pro de la democracia organizaron protestas callejeras masivas que paralizaron partes de Hong Kong durante 79 días el pasado otoño.

Esas manifestaciones –conocidas como «Occupy» o la «Revolución de los Paraguas»– fueron a la larga dispersadas ​​por la policía, pero profundizaron las divisiones en la ciudad y enojaron a Beijing.

Durante la conmemoración de la revolución del 4 de junio, la policía dispersó a los manifestantes de la "revolución de los paraguas", en 2014.

Durante la conmemoración de la revolución del 4 de junio, la policía dispersó a los manifestantes de la «revolución de los paraguas», en 2014.

¿En que se diferencia el aniversario de este año?

El movimiento Occupy del otoño pasado dio a luz a una nueva generación de jóvenes hongkoneses prodemocráticos que se organizan en el Internet, se niegan a identificarse como chinos y están ansiosos por una confrontación agresiva. Han perdido la paciencia con la generación de activistas mayores de Hong Kong, quienes se identifican con el movimiento a favor de la democracia en China pero que han fracasado en cuanto a asegurar logros democráticos tangibles para Hong Kong.

Es por eso que algunos manifestantes más jóvenes se niegan a asistir a la vigilia masiva de este año realizada por los activistas mayores. Algunos de ellos ven el objetivo de construir una China democrática –como lo implica el recuerdo de Tiananmén– como una distracción de su lucha por la democracia en Hong Kong.

¿Qué sucederá después?

En tan solo unas semanas, se espera que los legisladores de Hong Kong voten por la reforma electoral propuesta por Beijing. Pero los legisladores en pro de la democracia tienen la cantidad exacta de votos para vetar el plan, el cual necesita una mayoría de dos tercios para ser aprobado.

Los activistas han amenazado las nuevas protestas y Beijing no ha prohibido las asambleas relacionadas al 4 de junio en Hong Kong. Sin embargo, las autoridades locales han dejado claro que no tolerarán nuevamente las manifestaciones al estilo de Occupy.

Mientras tanto, el aumento de precios de la vivienda y una brecha creciente de riqueza exacerban el descontento entre muchos hongkoneses. Los grupos locales e internacionales también dicen que la libertad de prensa se ha reducido drásticamente en la ciudad.

Sin importar el resultado de la votación, los nuevos enfrentamientos en la cada vez más fracturada ciudad, prácticamente están garantizados. La desconfianza es profunda, y nadie ha sido capaz de plantear un compromiso aceptable para todas las partes.