CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Dan de baja a los jugadores del Leicester que participaron en una orgía racista en Tailandia

Por Tim Hume

(CNN) – Tres jugadores del club de fútbol inglés Leicester City, entre ellos el hijo del director del club, han sido expulsados tras la aparición de un video en el que, aparentemente, participan en una orgía racista en la reciente gira del equipo en Tailandia.

Los jugadores –Tom Hopper, Adam Smith y James Pearson, hijo del director del equipo Nigel Pearson– se disculparon y fueron enviados a casa, antes de que la gira terminara, después de que el periódico del Reino Unido, Sunday Mirror, publicara fragmentos del video.

El video mostraba a los tres jugadores, desnudos, en la que aparentemente era una habitación de hotel, haciendo comentarios racistas y despectivos a las mujeres.

El club emitió un comunicado en su sitio web anunciando los despidos.

El “Leicester City Football Club” ha notificado a Tom Hopper, Adam Smith y James Pearson que sus contratos con el club han terminado”, decía el mismo.

“Como representante de la ciudad de Leicester, de la Premier League, de la Asociación de Fútbol y de los seguidores del club, Leicester City Football Club está extremadamente consciente de su posición y de la posición de sus jugadores”, continuaba diciendo el comunicado.

“El club está comprometido a promover un mensaje positivo de los valores de la comunidad y de la familia, de la igualdad, y también mantener los estándares que se esperan de un club con su historia, tradición y aspiraciones”.

En la grabación, se refieren ofensivamente a una de las mujeres como a una “china”, y uno de los jugadores le dijo a una mujer que se merecía “una calificación absoluta de 1 de 10”.

El Sunday Mirror informó que al menos uno de los jugadores compartió el material con sus amigos en el Reino Unido.

El escándalo fue especialmente delicado para Leicester City, ya que el club tiene propietarios tailandeses y ha sido patrocinado por la Autoridad de Turismo de Tailandia.