(CNN) – Para cuando la policía atrapó a Todd West esta semana, el joven de 22 años de Nueva Jersey presuntamente ya había matado a tiros a 7 personas y había dejado herida a otra en dos estados, según los fiscales.

“Es horrible y sin precedentes”, dijo Grace Park, fiscal del condado Union, reportó la televisora local WCBS, afiliada de CNN. “No se cómo se podría definir un asesinato masivo. Todo lo que puedo decir es que nunca habíamos visto a un individuo cometiendo este tipo de ataque, este tipo de asesinatos en tan corto periodo de tiempo aquí en este condado”.

West fue arrestado en Allentown, Pensilvania, el pasado lunes en conexión con la muerte a tiros de dos personas en Allentown y una más en Easton, Pensilvania, de acuerdo con un comunicado de la oficina de Park.

El motivo de los asesinatos sigue bajo investigación.

West ya era buscado por ataques en Nueva Jersey cuando las autoridades de Pensilvania lo detuvieron, de acuerdo con los fiscales, reportó la televisora WFMZ, afiliada de CNN.

En Pensilvania, Todd y dos hombres más fueron acusados de matar a Kory Ketrow, de 23 años, alredor de las 3:15 a.m. del domingo antes de dirigirse a Allentown y matar a Trevor Gray, de 21 años, y Francine Ramos, de 32 años, dijeron las autoridades.

John Morganelli, fiscal del distrito del condado de Northampton, dijo a WFMZ que los ataques a tiros fueron de forma aleatoria y que las víctimas no conocían al atacante.

Todd y dos presuntos cómplices, Robert Jourdain de 20 años y Kareem Mitchell, de 23 años, están detenidos sin derecho a fianza en Pensilvania.

Una semana antes de los asesinatos, las autoridades dicen que Todd presuntamente mató a tiros a tres personas y dejó herida a otra en Elizabeth, Nueva Jersey.

En ese lugar mató el 25 de junio a Dennis Vega, de 28 años; Jamil Payne, de 29 años, y Kelvin Nelson, de 32 años. Richard Marte, de 24 años, fue la persona que quedó herida.

El ataque violento en Nueva Jersey comenzó a las 2:30 a.m. del 25 de julio, según los fiscales. La policía recibió llamadas de personas que escucharon disparos y vieron a un hombre por la calle. La víctima fue identificada luego como Vega, quien recibió varios disparos.

Alrededor de las 9:50 p.m. de ese día, se reportó el segundo ataque. Era Payne que tenía múltiples impactos de bala.

Una hora después, cuando los investigadores todavía estaban en la anterior escena, la policía recibió reportes de disparos a 1.6 kilómetros de distancia. En ese lugar fue herido Mate, en un ataque que fue captado por cámaras de seguridad, según WCBS.

Parks dijo que en todos los ataques había dos cosas en común: un Buick LaCrosse 2013 blanco que fue visto en las cercanías y el hecho de que todas las balas venían de un arma calibre .38.

La semana pasada, las autoridades de Nueva Jersey pudieron vincular a West con las muertes de Payne, Vega, Nelson y Michael Thompkins, de 29 años, quien era primo del sospechoso y murió a tiros el 18 de mayo pasado, también en Elizabeth.

Al detenido se le impuso una fianza de 5.5 millones de dólares, según Park.

La fiscal dijo que no cree que la ola de violencia esté relacionada con pandillas, según WCBS.