Zane estuvo tres años bajo la tutela del cabo Jerahmy Williams. (Crédito: Departamento de Policía de Conyers).

(CNN) – Un perro policía murió la noche del jueves después de permanecer encerrado varias horas dentro de un vehículo policial.

Zane, el sabueso de 5 años de edad, fue encontrado muerto en la casa de su entrenador en el condado de Rockdale, en Georgia, según la vocera del Departamento de Policía de Conyers, Kim Lucas.

El animal trabajó como perro de rastreo con el departamento de policía durante cuatro años, tres de los cuales laboró con su entrenador, el cabo Jerahmy Williams.

La Oficina del Sheriff del condado de Rockdale está llevando a cabo una investigación con la oficina del fiscal de distrito.

Según la vocera, el cabo Williams llegó a su casa después de un turno de 12 horas en el trabajo y se fue a dormir con sensación de malestar.

Cuando Williams se preparaba para regresar al trabajo durante la tarde, descubrió a Zane muerto dentro de su camioneta, que estaba estacionada en la entrada de su casa.

El perro había estado en la patrulla cerca de 10 horas, dijo Lucas.

Williams llamó a su supervisor de inmediato para reportar el incidente.

"Estamos comprometidos con el cuidado y el tratamiento adecuado que reciben nuestros K9 – la denominación usada para referirse a los perros policías en las corporaciones de EE.UU.

"Estamos de luto por nuestra pérdida", dijo el jefe de la policía Gene Wilson.

Wilson anunció el viernes, en una conferencia de prensa, que el departamento revisará los dispositivos que se utilizan en sus furgonetas con el fin de mantener seguros a sus canes.

"Es un tipo de interruptor para el vehículo", explicó Lucas. "Una persona tendrá que ir físicamente a la parte trasera del vehículo policial y ver al perro antes de apagarlo".

Wilson también mencionó en la conferencia que creía que la muerte de Zane fue un accidente.

La patrulla asignada al cabo Williams tenía un dispositivo conocido como "Hot-N-Pop", que es una alarma que alerta al oficial de la temperatura del coche y le instruye a bajar los cristales de las ventanas para el perro. Sin embargo, el dispositivo no se activó porque apagó el motor.

La página de Facebook del departamento de Policía de Conyers recibió varias críticas y algunos comentarios en los que se exigía que el oficial fuese acusado de crueldad hacia los animales.

Williams, quien ha estado con el departamento de policía durante cinco años, está de licencia administrativa con goce de sueldo, a la espera del resultado de una investigación interna.