Usuarios esperan la apertura de una sucursal de banco este lunes en Atenas (LOUISA GOULIAMAKI/AFP/Getty Images).

(CNN) – Los bancos griegos reabrieron este lunes después de permanecer cerrados casi tres semanas.

Todas las sucursales bancarias reabren y varios servicios bancarios serán ampliados bajo el sistema de control de capitales. Es decir, el corralito está vigente en Grecia.

Los retiros en efectivo en los bancos y cajeros automáticos no podrán exceder los 60 euros diarios, el mismo límite ordenado en las últimas semanas. Sin embargo, si el dinero no ha sido retirado uno o más días, los usuarios podrán disponer de hasta 420 euros a la semana por persona.

Las transferencias internacionales permanecerán suspendidas.

Se le llama corralito a la ‘limitación gubernamental impuesta temporalmente, con carácter general, a la libertad para disponer de los fondos depositados en las entidades financieras por parte de sus titulares, así como para transferirlos al exterior’.

La nueva promesa europea

El anuncio de la reapertura de los bancos se da después que el Banco Central de Europa prometió un paquete de 86.000 millones de euros, unos 90.000 millones de dólares, en nuevos fondos de emergencia para Grecia.

Las negociaciones formales sobre este ofrecimiento europeo ahora pueden comenzar después de varios parlamentos europeos, entre ellos el de Alemania, votaron a favor de la más reciente versión para sacar a Grecia de la inminente bancarrota.

Ese país necesita urgentemente dinero para hacer pagos de su deuda y pagar otras cuentas.

Europa le está entregando un préstamo interino de 7.000 millones de euros (casi 8.000 millones de dólares).