CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

La preocupación de Volkswagen se llama… China

Por Mark Thompson

(CNN Money) – Volkswagen está preocupado por el mercado más grande del mundo para los autos: China.

En ventas, la empresa alemana es más grande que Toyota. VW entregó 1,7 millones de carros a China en los primeros seis meses del 2015.

Eso es más de lo que vende en toda Europa Occidental, pero un 4% menos que lo que entregó en el mismo período del año pasado.

Volkswagen, la cual posee 12 marcas, entre ellas Audi y Porsche, redujo su estimación de ventas consolidadas el miércoles y advirtió sobre un “entorno de mercado cada vez más difícil”.

Este ahora espera que las ventas coincidan con el récord del año pasado de 10,1 millones de vehículos, después de haber pronosticado un “incremento moderado” para el 2015.

El crecimiento del mercado chino para automóviles disminuyó significativamente en la primera mitad de este año, dijo la compañía, e incluso dio marcha atrás en junio.

Las lentas ventas de camiones debido a las normas de emisión más estrictas y a un ritmo más modesto de inversión también están nublando las perspectivas en China.

La economía china creció 7% en el segundo trimestre, de acuerdo con las expectativas y el ritmo esperado por el gobierno para el año. Pero el colapso en los mercados de valores han aumentado los temores de que el crecimiento podría disminuir sin más recortes de tipos de interés y otros estímulos.

Volkswagen enfrenta problemas también en otros mercados.

“Mantenemos una estrecha vigilancia sobre las tendencias macroeconómicas mundiales, especialmente donde hay incertidumbre como en los mercados chino, brasileño y ruso”, dijo el director ejecutivo Martin Winterkorn.

Las ventas consolidadas del sector automovilístico en Rusia cayeron en picada un 39% en la primera mitad. En Brasil bajaron un 26%.

El sólido crecimiento en Europa y América del Norte más que compensó la debilidad en esos mercados emergentes. Los ingresos del grupo crecieron un 10% hasta 109.000 millones de euros (120.000 millones de dólares), pero los inversionistas se veían claramente preocupados por las perspectivas.

Las acciones en la compañía cayeron casi 2% en Francfort, mientras que el mercado alemán más amplio no presentó cambios.