CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Un joven de 19 años fue acusado de delincuente sexual tras usar ‘app’ de cita a ciegas

Por Kyra Phillips

(CNN) — Zach Anderson tiene 19 años y es un típico adolescente. Le encantan las computadoras y quiere desempeñarse una carrera que gire en torno a su pasión por la electrónica.

Sin embargo, esos planes y cualquier apariencia de una vida normal por ahora se han ido por la borda. Por orden judicial, él no puede tener acceso a internet, ir a un centro comercial o estar cerca de una escuela o jardín infantil. Sus padres dicen que debido a que tiene un hermano de 15 años de edad, incluso ya no podrá vivir en su casa.

¿Por qué? Ha sido incluido en el registro de delincuentes sexuales luego de un encuentro por medio de una aplicación de citas.

Según dijo Zach y su familia, esto comenzó cuando él usó una atrevida aplicación de citas llamada “Hot Or Not”.

Estaba en su casa en Elkhart, Indiana, cuando conoció a la chica, quien vivía al otro lado de la frontera del cercano estado sureño de Michigan.

La chica le dijo a Zach que tenía 17 años, pero mintió. Tenía solo 14 años y al tener sexo con ella, Zach estaba cometiendo un crimen. Él fue arrestado y condenado.

Se le sentenció a 90 días de cárcel, cinco años de libertad condicional y fue incluido en el registro de delincuentes sexuales tanto de Indiana como de Michigan durante los próximos 25 años. Según dicen sus padres, es un error colosal.

El 9 de julio Zach Anderson salió de prisión tras pagar 90 días de cárcel por el supuesto crimen sexual. (Crédito: Facebook/Justice 4 Zach Anderson)

El 9 de julio Zach Anderson salió de prisión tras pagar 90 días de cárcel por el supuesto crimen sexual. (Crédito: Facebook/Justice 4 Zach Anderson)

“Es una mentira descarada”, dice su padre, Lester Anderson. Amanda Anderson, su madre, dice: “ni siquiera encaja con nuestro estilo de vida; no se ajusta a la forma en que criamos a nuestros hijos”. Zach dice que sus padres siempre le habían dicho que no tuviera relaciones sexuales antes del matrimonio.

‘Quisiera ser yo la que esté en problemas y no tú’

Tanto la chica como su madre comparecieron ante la corte, para decir que no creían que Zach perteneciera al registro de delincuentes sexuales. La chica admitió haber mentido y afuera de la corte le entregó a la familia Anderson una carta. Ella escribió en parte: “Lo siento, no te dije mi edad. Eso me mata todos los días, sabiendo que estás pasando por todo un infierno y yo no. Quisiera ser yo la que esté en problemas y no tú”.

Sin embargo, incluso si el sexo fue consensual e incluso si la chica mintió sobre su edad, esa no es una defensa de acuerdo a las leyes actuales de delincuentes sexuales.

De hecho, el juez Dennis Wiley, quien condenó a Zach, dijo que estaba enojado de que Zach hubiera utilizado el Internet para conocer a una chica.

“Eso parece ser parte de nuestra cultura ahora”, dijo, según una transcripción. “Conocerse, tener relaciones sexuales, ligar y… que te vaya bien. Ese es un comportamiento totalmente inadecuado. No existe ninguna excusa para esto”.

Un antiguo juez de una ciudad cercana dice que el registro de delincuentes sexuales tiene que ser cambiado. Especialmente para casos como el de Zach.

“Si sorprendemos a todos los adolescentes que violaron nuestra ley actual”, dice el exjuez, Guillermo Buhl, “encerraríamos al 30 o 40 por ciento de la escuela secundaria. Nos estamos engañando a nosotros mismos”.

Todos están en la misma lista

Buhl dice que el problema es que el registro es una lista válida para todos los casos en la que se trata a todos como si representaran el mismo tipo de amenaza, sin importar si se trata de un depredador pederasta o un adolescente que tuvo relaciones sexuales con su novia.

En un estudio muy crítico en relación al registro de delincuentes sexuales en el 2013, Human Rights Watch dice que “no existe evidencia” de que incluir a los adolescentes en los registros de delincuentes sexuales ayuden a que las comunidades sean más seguras.

Incluso los delincuentes sexuales condenados, las mismas personas que el registro debe supervisar, dicen que su tipo de comportamiento criminal y mentalidad son muy diferentes a algunos de estos adolescentes.

Ted Rodarm, quien cumplió una pena de prisión por abuso sexual, dice que los adolescentes como Zach no deben ser incluidos en el mismo registro en el que están delincuentes sexuales como él. Rodarm, quien ahora es parte de un ministerio para delincuentes sexuales, agrega que “el registro se ha vuelto tan diluido que no puedes identificar a los realmente peligrosos y eso por sí solo es peligroso”.

Buhl, quien dice que ha presidido decenas de casos de delincuentes sexuales, está de acuerdo en que los estados están desperdiciando recursos en las personas que tienen pocas probabilidades de reincidir. Él dice que una solución sería tener un registro de la evaluación de riesgos, en el que los delincuentes son evaluados en cuanto a su amenaza para la sociedad. Pero él cree que cambiar eso es muy poco probable, ya que pocos legisladores estarían dispuestos a respaldar una disposición que reduce la severidad de las leyes de delitos sexuales.

En cuanto a Zach, él está a la espera de otra audiencia en la corte en la que su abogado tratará de mitigar su sentencia.

Por supuesto, no se puede predecir si eso tendrá éxito.