Donald Trump dio su mayor explicación hasta la fecha de su visión para el tema inmigratorio.

(CNN Español) - Dice Mario Vargas Llosa que Donald Trump es un “ridículo personaje que no sabe qué hacer con su tiempo y sus millones, y se divierte en estos días como aspirante presidencial republicano”.

En un artículo que publica el diario español El País, Vargas Llosa sostiene que “los dislates de un payaso con dinero no tendrían mayor importancia si (…) no hubieran tocado un nervio en el electorado norteamericano”.

Donald, el soberbio, sigue encabezando las encuestas.

¿Significa eso que la gente cree en lo que dice? ¿Qué gente? ¿Realmente Trump solo conecta con el votante republicano más básico y más basto? ¿En qué medida todos somos vastos y básicos?

En su artículo Vargas Llosa advierte de que la cultura reduce “los torvos brotes de racismo”, pero esos brotes nunca llegan a desaparecer del todo porque, como el racismo es irracional, no se puede combatir apelando a la sensatez.

Aun así, observen la respuesta del sector más cívico de Estados Unidos.

Me pregunto: ¿Es Donal Trump el convidado de piedra de la democracia estadounidense, ese sujeto que se invita por compromiso, pero cuya opinión realmente no es tenida en cuenta?

¿Representa Donald Trump sobre todo a Donald Trump o de verdad surte efecto lo que dice?

Me pregunto: ¿Es Donal Trump el convidado de piedra de la democracia estadounidense, ese sujeto que se invita por compromiso, pero cuya opinión realmente no es tenida en cuenta?

Camilo Egaña