(Crédito: Conaie)

(CNN Español) - Tunadayme es una pequeña parroquia de la provincia de Zamora en la Amazonía de Ecuador. Desde esa localidad se inició el pasado 2 de agosto una caminata de protesta con dirección a Quito, la capital de Ecuador.

La Confederación de Nacionales Indígenas de Ecuador realiza una caminata de protesta contra algunas políticas del gobierno del presidente Rafael Correa.

Los indígenas tienen una lista numerosa de exigencias: mejoras en la educación bilingüe, acceso a la salud, políticas que reactiven la producción agrícola, entre otras.

El gobierno ha planteado 16 enmiendas a la Constitución, sugiere cambios en varios organismos de control, en las funciones de las Fuerzas Armadas y, tal vez el punto más polémico, la reelección indefinida.

Los caminantes recorrieron varias provincias serranas y éste 12 de agosto llegaron a Quito. Durante el trayecto dicen haber recibido muestra de solidaridad de la población, quienes les entregaron comida, medicinas y ayuda logística.
Los indígenas han expresado que apoyarán el paro nacional de trabajadores anunciado para este 13 de agosto.

Mientras tanto, el gobierno nacional ha rechazado la marcha indígena y el paro de trabajadores porque según el presidente Rafael Correa "ningún gobierno ha hecho tanto por los sectores tradicionalmente olvidados". Correa ha conminado a la población a trabajar más que nunca y así rechazar los "intentos de desestabilización".

Los indígenas han expresado que no dejarán Quito hasta obtener una respuesta oficial del gobierno. Es decir, que si eso no sucede, los marchantes están dispuestos a permanecer en la capital indefinidamente.