Isabelle Soubie recibió una medalla y un diploma por la actitud heroica que le salvó la vida a su abuelo. (Crédito: KMBC)

(CNN) — Lo que empezó como una fiesta de pijamas familiar se convirtió en una situación de emergencia, que gracias a la rápida acción de una niña de 9 años de Kansas, no terminó en tragedia.

La actitud calmada y la rápida capacidad para reaccionar de Isabelle Soubie le valió el reconocimiento con el “Premio Héroes del 911”, en la que le entregaron una certificación y una medalla.

El pasado mes de junio, el abuelo de Isabelle, Bob Sobczak, se desmayó. En la casa solo estaban el abuelo, la niña de 9 años y otro menor.

Ella tuvo que encontrar la manera de usar el teléfono y pedir ayuda.

“No pude desbloquearlo así que pulsé la tecla de emergencia y llamé al 911”, le dijo Isabel a la cadena KMBC, afilada de CNN.

Durante la llamada, los despachadores del Overland Park le preguntaron si el hombre le respondía. “Es capaz de hablar contigo?”, le dijeron.

“Sí, está diciendo cosas raras. Traté de hacer que se midiera el azúcar y que comiera algo, pero no pudo”, respondió Isabelle.

Cuando los despachadores le preguntaron su ubicación, la niña fue capaz de usar la dirección que estaba en un sobre de correspondencia para guiar al equipo de emergencia a la casas de su abuelo.

Su familia le había enseñado sobre cómo actuar ante una emergencia, y esos esfuerzos dieron fruto.

“Ella hizo lo que tenía que hacer y estoy agradecido por eso… porque pude haber muerto en ese instante”, le dijo Sobczak a la afiliada.

Isabelle también se portó adecuadamente cuando llegaron los equipos de ayuda: se sentó cerca a las escaleras para estar fuera del camino de los paramédicos y se hizo cargo de su hermano menor para que no se despertara.

“Ni siquiera puedo imaginarlo, pero he aprendido a amarla más ahora. Creí que mi amor hacia ella era incalculable, pero ahora es mucho más”, dijo el abuelo de la menor.

La voz al otro lado de la línea, el despachador Josh Lynch, dijo que estaba impresionado con la disposición de la niña y admitió que Isabelle estuvo “muy calmada” en una situación de miedo.

Lynch dijo que es importante enseñarle a los niños acerca del 911, porque cuando hay que usar el servicio es importante que no tengan miedo.