(CNN Español) - Alejandro Maldonado, quien hasta la renuncia de Otto Pérez Molina era el vicepresidente de Guatemala, asumió la presidencia del país.

Maldonado, de 79 años, sustituye a Pérez Molina tras su dimisión por su investigación por casos de corrupción, y terminará el periodo 2012-2016. Es el presidente 49 de la historia guatemalteca.

Maldonado, exmagistrado de la Corte Constitucional, había llegado a la vicepresidencia en mayo en reemplazo de Roxana Baldetti, quien renunció a su cargo al ser investigado por el mismo escándalo. Maldonado es independiente y no es miembro del Partido Patriota, el partido de gobierno elegido.

En entrevista exclusiva con Fernando del Rincón en 'Conclusiones', el nuevo presidente resaltó la importancia de las protestas en Guatemala desde abril. "La protesta tiene un gran significado porque fue pacífica", dijo.

Maldonado dijo que Pérez Molina le informó de su renuncia y que tomó esa decisión "porque no podía someter dignidad de presidencia a un juicio legal".

El presidente dijo que tenía confianza en sí mismo "para mantener el orden constitucional".

Maldonado dijo que tiene que haber "una recomposición" del gabinete ministerial para "responder a los signos de los tiempos.

"Guatemala necesita refrescarse, aire nuevo. Por eso tenemos que establecer un gobierno con hombres serenos, maduros, con experiencia, que sean maestros de estas generaciones, y también con jóvenes", dijo.

Y concluyó: "Yo ya no quiero que (los jóvenes) solo estén gritando en la plaza: que vengan también a los cargos públicos con su creatividad y que empiecen a formar una carrera política útil para Guatemala".

En su primer discurso como presidente, en el Congreso, Maldonado dijo que pedirá a todos los ministros, comisionados y altos funcionarios poner sus cargos a disposición, "para hacer las sustituciones necesarias que encajen con este gobierno transitorio de ejemplaridad".

Una juramentación histórica

Es la primera vez que renuncia en un presidente elegido democráticamente en ese país.

En la noche del miércoles, un juez dictó orden de arresto en contra de Pérez Molina por delitos de corrupción. La fiscalía lo acusa de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.

El martes, Pérez Molina había perdido la inmunidad presidencial tras un voto en el Congreso por unanimidad.

De acuerdo con la Oficina del Procurador General y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de la ONU, Baldetti, Pérez Molina y un grupo de colaboradores cercanos recibieron sobornos a cambio de la reducción de impuestos para las empresas que deseaban importar productos en Guatemala, una red de defraudación aduanera denominada 'La Línea'.

Este domingo 6 de septiembre hay elecciones presidenciales.

Yo ya no quiero que (los jóvenes) solo estén gritando en la plaza: que vengan también a los cargos públicos con su creatividad y que empiecen a formar una carrera política útil para Guatemala

Alejandro Maldonado