CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Joe Biden: su familia es el factor más importante en su decisión para postularse

Por Jeremy Diamond, Kevin Liptak

WASHINGTON (CNN) — El vicepresidente Joe Biden dijo el jueves que “no vacilaría” en postularse para la presidencia si llega a la conclusión de que puede lanzar una campaña “viable” y que su familia puede soportar pasar por una campaña presidencial tras la reciente muerte de su hijo.

“Si logro llegar a la conclusión de que podemos hacerlo de una manera que aún permitiría que fuera viable, no dudaría en hacerlo”, dijo Biden en la sinagoga Ahavath Achim de Atlanta.

Biden dijo que aún estaba evaluando la “energía emocional” de su familia para unirse a la contienda, refiriéndose a ello como “el factor más relevante” de su proceso de toma de decisiones.

Esos comentarios son las primeras declaraciones públicas de Biden en relación a la posibilidad de postularse para el 2016, ya que se han dado a conocer informes de que él realmente está sopesando postularse a la presidencia. Él habló sobre sus perspectivas cuando respondió a las preguntas de los asistentes después de su discurso, el cual se centró en gran medida en la política exterior, y la primera pregunta que le hicieron fue en relación a si se postularía para la contienda del 2016.

“Voy a ser directo con ustedes. El factor más importante para tomar mi decisión es si mi familia y yo tendremos la energía emocional para la contienda”, le dijo Biden a la multitud. “La respuesta honesta ante Dios es que simplemente no lo sé”.

Hasta ahora, Biden ha estado deliberando en privado, consultando con asesores sobre qué tan sabio es postularse a la presidencia por tercera vez y se ha estado reuniendo con importantes figuras demócratas, como con la senadora Elizabeth Warren de Massachusetts.

La muerte de su hijo Beau Biden, quien murió en mayo después de una pelea con el cáncer de cerebro, está afectando en gran medida la decisión de Biden en cuanto a postularse para el 2016. Según varios informes lo han sugerido, cuando Beau Biden estaba por morir él instó a su padre para que se postulara a la presidencia.

“A menos que no pueda decirle a mi partido y al pueblo estadounidense que podré dedicar todo mi corazón y toda mi alma a este esfuerzo, no sería apropiado”, dijo Biden. “Y todos hablan de muchos otros factores: sobre las otras personas que están participando en la contienda, si podré conseguir el dinero y si podré conseguir una organización. Ninguno de los anteriores es el factor. El factor es: ¿acaso podré hacerlo? ¿Podrá hacerlo mi familia?”

Recientemente, Biden abordó la posibilidad de postularse para el 2016 durante lo que se suponía sería una llamada privada con los miembros del Comité Nacional Demócrata la semana pasada, a la que CNN tuvo acceso.

Biden dijo entonces que él y su familia estaban tratando de determinar si tenían el “combustible emocional” para iniciar una campaña presidencial.

“Si tuviera que anunciar que me postularé, tengo que ser capaz de comprometerme con todos ustedes de que podré dedicarle a esto todo mi corazón y toda mi alma, pero ​​en este momento, ambos están bastante heridos”, dijo Biden en la llamada.

Anteriormente, Biden intentó llegar a la Oficina Oval en 1988 y 2008, retirándose de ambas contiendas de forma anticipada.

Defendiendo el acuerdo con Irán

Los comentarios de Biden surgieron el jueves cuando él se dirigió a la congregación en un discurso que debía enfocarse en el acuerdo nuclear con Irán.

Usando un kipá durante todo el discurso, Biden aceptó su papel anterior como un “escéptico” del acuerdo con Irán y explicó por qué ahora cree que el acuerdo es lo mejor para la seguridad de Estados Unidos, del mundo e Israel.

Sin embargo, el discurso de Biden se enfocó en el acuerdo con Irán —el cual era considerado como la pieza central del discurso— solo después de que usara gran parte del tiempo elogiando la política exterior de la administración de Obama.

Y, mientras afirmaba el impulso en la lucha contra ISIS y promocionaba el régimen de sanciones contra Rusia, Biden también reclamó el crédito por su papel en la administración y pregonó su cercanía a la comunidad judía y su papel en el apoyo a Israel.

“No me quedó atrás en cuanto a mi apoyo y compromiso con Israel”, dijo Biden.