CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

Osama, el refugiado sirio agredido en Hungría, empieza nueva vida en España

Por CNN Español

(CNN Español)– Las imágenes de Osama Abdul Mohsen cayendo al suelo con su hija tras ser zancadilleado por una camarógrafa húngara dieron la vuelta al mundo desatando una ola de indignación.

Este jueves, Osama inicia una nueva vida en la localidad madrileña de Getafe, a donde llegó a primeras horas de este jueves, acompañado de dos de sus hijos, informaron a CNN en Español funcionarios de ese ayuntamiento.

“Me siento muy feliz”, dijo Osama a medios de comunicación a su llegada a la estación de Atocha, en la capital española.

Osama llegó a Getafe gracias a la ayuda del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe). Según una nota informativa publicada en su sitio web, cuando la organización se enteró de que antes de dejar Siria, Osama era entrenador de la primera división de fútbol en su país, decidió hacer un esfuerzo para incorporarlo a la escuela.

“Es una persona tremendamente preparada y viene a nuestro país a sumar, sin duda para nuestros alumnos será muy enriquecedor saber de primera mano como es el fútbol formativo y profesional de un país extranjero. Le hemos ofrecido un contrato de trabajo que gustosamente ha aceptado”, se lee en la nota informativa.

Cenafe agregó que se hizo cargo del alquiler de una vivienda en Getafe y se encargará también de la manutención de la familia de Osama hasta que puedan vivir por sus propios medios.

La historia de Osama se conoció cuando salió a la luz un video en el que una camarógrafa de una cadena húngara le hizo la zancadilla mientras cargaba a su hija pequeña, mientras escapaban de un control fronterizo este martes.

Posteriormente, la camarógrafa fue despedida y pidió disculpas.

Osama y sus familia forman parte de los miles de refugiados que huyeron de la guerra en Siria y buscan un futuro mejor en Europa Occidental. No obstante, se han encontrado con las restricciones fronterizas de las autoridades húngaras, mientras las autoridades de la Unión Europea aún no deciden qué hacer con los miles de inmigrantes que están llegando, en la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.