CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Carly Fiorina sube al segundo lugar en las preferencias republicanas

Por Eric Bradner

(CNN)– Carly Fiorina subió al segundo lugar en el campo republicano de candidatos presidenciales luego de otro buen desempeño en un debate, y Donald Trump ha perdido un poco de apoyo, según una nueva encuesta nacional de CNN/ORC.

La encuesta, llevada a cabo en los tres días después de que 23 millones de personas sintonizaran el miércoles el debate presidencial de CNN de candidatos republicanos, muestra que Trump aún es el favorito del partido, con un 24% de apoyo. Sin embargo, eso representa una disminución de 8 puntos porcentuales frente a principios de mes, cuando una encuesta similar registró un 32% de apoyo hacia él.

Fiorina ocupa el segundo lugar con un 15% de apoyo… en un aumento del 3% en comparación con lo que se registró a principios de septiembre. Ella se encuentra justo por delante del 14% de Ben Carson, aunque el apoyo de Carson también ha disminuido frente al 19% de la encuesta anterior.

Qué es lo que impulsa la caída de Trump y el ascenso de Fiorina: un debate en el que el 31% de los republicanos que lo vieron dijeron que Trump era el perdedor, y un 52% identificaron a Fiorina como la ganadora.

Durante el debate de CNN, Fiorina se enfrentó a Trump en relación con sus ataques personales y sus historiales de negocios, y anotó puntos por la forma en la que condenó a Planned Parenthood.

Los tres principales aspirantes ponen de relieve un tema clave en la contienda de 2016: en un abarrotado campo presidencial republicano, los candidatos que van a la cabeza son los únicos que nunca han ocupado un cargo político.

Pero un político establecido ha visto su ascenso luego de mostrar sus talentos en relación con la política exterior en el escenario del debate. El senador Marco Rubio de Florida —identificado como ganador del miércoles por un 14% de los republicanos, lo cual lo pone en segundo lugar detrás Fiorina— ahora está en el cuarto lugar con un 11% de apoyo, un aumento frente al 3% registrado en una encuesta anterior.

En quinto lugar se encuentra el exgobernador de Florida, Jeb Bush, con el 9%. Lo sigue el senador Ted Cruz de Texas y el exgobernador de Arkansas, Mike Huckabee, con un 6% cada uno, el senador Rand Paul de Kentucky con el 4%, el gobernador de Nueva York, Chris Christie con el 3%, el gobernador de Ohio John Kasich con el 2% y el exsenador de Pensilvania Rick Santorum con el 1%.

Otros cinco candidatos recibieron menos de la mitad del apoyo de 1 punto porcentual: el exgobernador de Virginia, Jim Gilmore; el senador Lindsey Graham de Carolina del Sur, el gobernador de Louisiana Bobby Jindal; el exgobernador de Nueva York, George Pataki, y el gobernador de Wisconsin, Scott Walker.

El colapso de Walker es especialmente fuerte.

Walker, celebrado por los conservadores —tanto en la base del partido como en su clase de donantes— por sus esfuerzos en oposición a los sindicatos en Wisconsin, en algún momento fue el favorito en Iowa, un estado clave de votaciones tempranas.

Su apoyo ya había bajado al 5% en una encuesta de CNN/ORC a principios de septiembre, pero parece que tocó fondo por completo desde entonces, con un mal desempeño en otro debate luego de que criticaran sus respuestas dispares en relación con asuntos como la ciudadanía por derecho de nacimiento.

Carson fue una presencia tranquila en el debate del miércoles, pero él sigue siendo el candidato más popular en el campo republicano, ya que un 65% dice tener una opinión favorable de él, en comparación con solo un 10% que afirma tener una opinión desfavorable del neurocirujano retirado.

Rubio ocupa el segundo lugar en términos de popularidad, un 57% tiene una opinión favorable de él, y un 16%, una desfavorable. Lo sigue Fiorina (54% favorable a 17% desfavorable), Huckabee (53% a 28% desfavorable), Cruz (52% a 22%) y Trump (52% a 40%).

El cambio positivo más grande fue a favor de Fiorina, cuyo índice de favoritismo ha aumentado en 9 puntos porcentuales desde agosto. Y el mayor descenso ocurrió en el caso de Trump, quien perdió 6 puntos porcentuales en ese mismo período.

Pero Trump aún se destaca en algunos temas.

Alrededor del 44% de los posibles votantes del Partido Republicano dicen que ven Trump como el candidato que podría manejar la economía de mejor manera… muy por delante de sus competidores más cercanos: Fiorina en el 11%, Rubio en el 10% y Bush en el 8%.

Trump también gana en la inmigración, ya que el 47% que dice que podría abordar el tema de mejor manera, por delante de Rubio, quien ocupa el segundo lugar con el 15% y Bush con el 9%.

Incluso supera a Rubio, 22% a 17% en relación a quién podría manejar de mejor forma la política exterior.

La encuesta ofrece algunas buenas noticias en general para los republicanos: 65% de los votantes republicanos dijeron que están o “extremadamente” o “muy” entusiasmados por votar en las elecciones presidenciales de 2016, en comparación con el 51% de los demócratas.

La encuesta de CNN/ORC se llevó a cabo del 17 al 19 de septiembre con 1.006 adultos estadounidenses, entre ellos 924 votantes registrados; 444 de ellos son republicanos e independientes con tendencia hacia el Partido Republicano. El margen de error con los resultados republicanos es de más o menos 4,5 puntos porcentuales.