CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

La canción ‘Happy Birthday’ ya es legalmente tuya, según un juez

Por CNNMoney

(CNNMoney) — Un juez federal dictaminó de Estados Unidos el martes que el reclamo de Warner/Chappell Music por la canción de 120 años de antigüedad, no era legal, por lo tanto, la liberó de los derechos de autor.

El fallo se produjo en medio de una demanda contra el intento de Warner/Chappell de multar a un grupo de cineastas por 1.500 dólares por el uso de la canción.

La música de Happy Birthday fue escrita por un par de hermanas, Mildred y Patty Hill, en algún momento antes de 1893, cuando ellas le asignaron sus derechos sobre la música a Clayton F. Summy.

La compañía de Summy fue comprada por Warner Music Group en 1998, según la demanda. Desde entonces, afirma la demanda, Warner/Chappell ha reclamado los derechos de autor de la canción y ha ganado más de 2 millones de dólares al año en honorarios.

Good Morning To You Productions, los demandantes en el caso, están haciendo un documental sobre Happy Birthday y se les pidió que pagaran una multa de 1.500 dólares. En lugar de eso, presentaron una demanda argumentando que el único derecho de autor que Warner/Chappell podría reclamar es sobre un arreglo limitado para piano, en lugar de la canción en sí.

El juez de distrito de Estados Unidos, George H. King, falló a su favor: “Debido a que Summy Co. nunca adquirió los derechos sobre la letra de Happy Birthday, los demandados, como supuestos sucesores de los intereses de Summy Co., no poseen un derecho de autor válido en la letra de Happy Birthday”, escribió.

Los grandes triunfadores en la sentencia son los estudios y cineastas de Hollywood, quienes eran los objetivos principales Warner/Chappell e hicieron los pagos simplemente para evitar una batalla legal. Públicamente, al menos, Warner/Chappell nunca buscó honorarios de parte de ciudadanos privados que celebraron una fiesta de cumpleaños de un amigo.