(CNN Español) - El 28 de septiembre, Raul Castro se dirigió por primera vez al pleno de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Raúl no es el primer Castro en dirigirse a la ONU como líder cubano, su hermano Fidel hizo su debut en Nueva York en 1960 en un discurso marcado no sólo por su contenido sino por su duración.

Vestido con el uniforme militar que formó parte de su persona durante muchos años, Fidel Castro Ruz llega a territorio yankee en septiembre de 1960. Es su primera visita como primer ministro de Cuba, puesto que se impuso luego de vencer militarmente al gobierno de Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959.

Castro comenzó su intervención, prometiendo hacer un discurso corto, pero fue de cuatro horas y media, uno de los más largos en la historia de la Organización de las Naciones Unidas.

El mandatario aún no se declaraba comunista pero ya había actuado contra los intereses estadounidenses en Cuba nacionalizando algunas industrias, lo que provocó que el entonces presidente estadounidense Dwight Eisenhower rompiera relaciones diplomáticas con La Habana.

"Las mejores tierras de Cuba y las industrias más importantes en todos los ordenes eran propiedades de compañías norteamericanas", dijo el presidente en ese entonces.

Castro utilizó la situación en su país como ejemplo de las tensiones globales que se vivían en lo que era el inicio de la guerra fría.

"Porque al fin y al cabo, lo que hemos dicho de Cuba es una radiografía de diagnóstico general aplicable a la mayoría de los países aquí representados", añadió.

En esa ocasión Castro fue recibido por simpatizantes y opositores que se manifestaban en las afueras de la sede de la ONU.

Fue durante esa visita a Nueva York cuando conoció al primer ministro soviético Nikita Krusherev, comenzando así una relación que se profundizó con la misma rapidez que se deterioraba su relación con Estados Unidos.

Castro regresó a las Naciones Unidas en 1979, esta vez no sólo como primer ministro de Cuba, sino también como líder del movimiento de países no alineados con las superpotencias de la época.

En su discurso resaltó las diferencias económicas entre los países del mundo.

En 1995 Castro regresa a la Asamblea General, su primera visita luego de la desintegración de la Unión Soviética y pérdida del subsidio económico que durante años ofreció Moscú a La Habana.

Su discurso esta vez fue breve. Una vez más, demandó el levantamiento del embargo comercial contra Cuba que según dijo, estaba causando la muerte de personas en su país.

Su ultima visita a la sede de la ONU fue en el año 2000. Una visita que se distinguió por el bajo perfil que el mandatario mantuvo durante su estancia en Estados Unidos y por la fuerte critica a las Naciones Unidas como institución, que catalogó de obsoleta y sugirió cambios a la estructura del consejo de seguridad de la ONU.

Fidel Castro cedió la presidencia de cuba en 2008 a su hermano Raúl quien llega a Nueva York bajo circunstancias opuestas a las que se vivían hace 55 años cuando las relaciones entre La Habana y Washington iban de mal en peor. Raúl Castro llega con una renovada relación diplomática con los estadounidenses aunque el embargo comercial continúa en pie.