Funcionarios de EE.UU. dijeron que los ataques se llevaron a cabo en Homs, que no está bajo control de ISIS.

(CNN)– Un día después de que Rusia lanzó su primer ataque aéreo en Siria, no queda claro si fue dirigido al grupo terrorista ISIS o quizás a los opositores del presidente sirio, Bachar al Asad.

Las autoridades rusas mantienen que están atacando a ISIS, quizás el grupo terrorista más brutal en décadas.

"A petición del gobierno sirio, estamos ayudando a la lucha contra ISIS y otros grupos terroristas", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

Pero funcionarios estadounidenses han cuestionado si ISIS está activo en las zonas afectadas por los bombardeos rusos, alrededor de la ciudad de Homs, en el oeste de Siria, cerca de la frontera con Líbano.

El secretario de Defensa Ashton Carter dijo el miércoles que los ataques rusos no parecían alcanzar blancos bajo el control de ISIS, que opera en el norte y este del país.

"Rusia no está interesado en provocar un conflicto"

La Casa Blanca restó importancia a la decisión de Rusia y sus peligros.

"Creo que los rusos han dejado claro que no están interesados ​​en provocar un conflicto", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest. "Sus acciones hasta el momento indican que eso es lo que creen".

Earnest restó importancia a cualquier incumplimiento en el procedimiento, diciendo que el nivel de "malestar y sorpresa" en la Casa Blanca sobre los movimientos de Rusia fue "bastante bajo" dado el apoyo constante de Moscú a al Asad.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que estaban esperando a ver cómo se mueve de Rusia en los próximos.