Donald Trump y Ben Carson amenazaran con no participar en el debate organizado por CNBC si no se limitaba a solo dos horas.

(CNN) - CNBC ha accedido a limitar su debate republicano primario a finales de este mes a dos horas; así, cedió ante las exigencias de Donald Trump y otros candidatos del Partido Republicano, confirmó CNN.

Una fuente con conocimiento de la decisión dijo que el Comité Nacional Republicano estaba haciendo llamadas a los candidatos el viernes en la mañana para informarles del nuevo formato, el cual limitará el debate a dos horas, con los comerciales incluidos.

Temprano en la mañana del viernes, Trump tuiteó que CNBC había accedido a limitar el debate del 28 de octubre a dos horas.

"Estas son excelentes noticias para todos, especialmente para los millones de personas que verán el debate", escribió.

CNBC no quiso hacer comentarios.

La decisión se produce después de que Trump y Ben Carson amenazaran con no participar en el enfrentamiento en Boulder, Colorado, si los organizadores no accedían a sus exigencias.

En una carta dirigida a CNBC, los dos candidatos dijeron que ellos no participarían "si el debate es más largo de 120 minutos, incluyendo comerciales, y si no incluye declaraciones iniciales y finales".

El jueves, en una llamada en conferencia entre funcionarios del Comité Nacional Republicano y los principales asesores de las campañas presidenciales, el gerente de la campaña de Trump, Corey Lewandowski, dijo que Trump consideraría faltar al debate si no se cumplía con sus términos.

Los principales asesores de los senadores Ted Cruz y Rand Paul también insistieron en que el debate incluyera declaraciones iniciales y finales. En un punto, el asesor de Paul, Chris LaCivita, dijo que CNBC podía "irse a la m..." si no estaban dispuestos a aceptar esos términos, según indicaron dos fuentes sobre la llamada.

La exigencia de que haya declaraciones iniciales y finales refleja la necesidad de los candidatos de trasladar sus mensajes sin que los cuestionen. La exigencia de que el debate dure dos horas se produce luego de la decisión de CNN de extender el anterior debate republicano a tres horas, lo que dejó a algunos de los candidatos visiblemente exhaustos.

Pero si CNBC accede a una transmisión de dos horas, incluyendo comerciales, con declaraciones iniciales y finales, esto limitaría el tiempo real del debate a menos de 90 minutos. Este es un corto período de tiempo considerando que 10 o más aspirantes a la nominación republicana estarían en el escenario del evento principal.

En una declaración el jueves, CNBC dijo lo siguiente: "Nuestro objetivo es organizar el debate más sustancial posible. Nuestra práctica en el pasado ha sido obviar las declaraciones iniciales para permitir tener más tiempo a fin de abordar los problemas fundamentales que más les interesan a los estadounidenses. Ayer iniciamos un diálogo con todas las campañas involucradas y sin duda consideraremos los puntos de vista de los candidatos mientras ultimamos la estructura del debate".

El jueves, Trump recurrió a Twitter para protestar por los términos del debate.

"El @GOP no debería acceder a los ridículos términos del debate que @CNBC está pidiendo a no ser que haya un considerable beneficio para el partido", escribió.

"@CNBC está presionando al Partido Republicano al pedir más tiempo (y sin criterio) a fin de vender más comerciales", continuó. "¿Por qué le están pidiendo al @GOP que haga un debate que sea mucho más largo que el aburrido #DemDebate (Debate demócrata) que acaba de salir al aire?"