(CNN) - Las personas que odian el internet nunca han conocido un objetivo que no pudieran denunciar. Incluso 'Star Wars'.

Mientras gran parte del mundo mira una y otra vez el nuevo trailer de "La guerra de las galaxias: El despertar de la fuerza" para encontrar pistas sobre la película esperada con ansiedad, una pequeña minoría de personas ha criticado la diversidad étnica de la película como "antiblancos".

"#BoycottStarWarsVII (boicotea "La guerra de las galaxias VII") porque contiene propaganda que promueve el #genocidiodelosblancos", decía el lunes un mensaje de Twitter en una cuenta llamada "End Cultural Marxism" (Acabemos con la cultura marxista).

El mismo usuario de Twitter también se refirió a J.J. Abrams, el director de la película, como un "judío activista" y "un demente antiblancos".

Otro usuario de Twitter hizo un llamado para boicotear la película "porque no es más que una pieza de propaganda de justicia social que enajena a su (sic) núcleo de audiencia masculina de jóvenes blancos".

Muchos tuits racistas incluyeron el hashtag "BoycottStarWarsVII", e incluso alguien creó la cuenta @BoycottStarWarsVII el mismo lunes, aunque solo tenía 176 seguidores el martes por la tarde.

"La guerra de las galaxias: El despertar de la fuerza" cuenta con la actuación de nuevos héroes —interpretados por Daisy Ridley, John Boyega y Oscar Isaac— además de algunos rostros conocidos de la trilogía original. Boyega es de raza negra, mientras que Isaac tiene ascendencia guatemalteca y cubana.

No pasó mucho tiempo para que los provocadores se encontraran ahogados por las multitudes de personas que se burlaban de ellos, al mismo tiempo que defendían al elenco y a la película.

Algunas publicaciones en 4chan.com, el sitio donde puedes publicar de todo, afirmaron que los tuits con el hashtag #BoycottStarWarsVII eran parte de una elaborada campaña de provocadores para causar revuelo e indignación, según Wired.

Algunos observadores consideraron todo el asunto un poco irónico, dado que la primera película de "La guerra de las galaxias" en 1977 tenía un elenco en su mayoría de raza blanca. Aunque James Earl Jones le dio voz al villano Darth Vader a lo largo de toda la serie, el también actor afroamericano, Billie Dee Williams, no apareció como Lando Calrissian sino hasta "El imperio contraataca".

"'La guerra de las galaxias' nunca ha sido un baluarte de la diversidad. Lando y Leia eran los únicos personajes principales no blancos y no masculinos (entre los seres humanos, de todos modos) en la franquicia original", escribió Richard Lawson el año pasado en la revista Vanity Fair.

"Las terribles precuelas de George Lucas al menos hicieron algunos intentos por incluir diversidad racial, ya que Samuel L. Jackson y Jimmy Smits interpretaron importantes papeles, aunque prácticamente se olvidó de las mujeres".

Abrams abordó el tema el verano pasado en la Convención Internacional de Cómics de San Diego cuando respondió a una pregunta sobre la diversidad en el reparto al decir: "Creo que es importante que la gente se vea representada en el cine. Creo que no se trata de algo irrelevante".

"La guerra de las galaxias: El despertar de la fuerza" se estrenará en los cines de Estados Unidos el 18 de diciembre.

La película también es protagonizada por Adam Driver, Domhnall Gleeson, Lupita Nyong'o, Andy Serkis y Max von Sydow, junto con miembros del elenco original Harrison Ford, Carrie Fisher, Mark Hamill y otros que interpretan papeles secundarios.